Día de San Cayetano: los movimientos sociales marcharon y reclamaron en Plaza de Mayo

Con el reclamo de un salario básico universal y políticas de apoyo a sus emprendimientos y cooperativas, miles de trabajadores de la economía popular marcharon desde Liniers a la Plaza de Mayo bajo la consigna "Tierra, techo, trabajo y salario Universal". "Esta es la misma multitud que sostuvo los comedores comunitarios y las políticas sanitarias en los barrios humildes", expresó Daniel Menéndez, coordinador de Somos-Barrios de Pie.

Hacía dos años que la organización que los nuclea, la UTEP, no movilizaba en el día de San Cayetano. Con más del 50 por ciento de la población vacunada, este 7 de agosto resolvieron volver a la calle.

Advertisement

Cartoneros, vendedores ambulantes, talleristas de polos textiles, integrantes de cooperativas de construcción, trabajadoras de comedores populares, integrantes de empresas recuperadas y de emprendimientos productivos fueron parte de la columna que salió desde Liniers, para cruzar la Ciudad de Buenos Aires y hacer un multitudinario acto frente a la Casa Rosada. El principal objetivo de la marcha fue instalar en la agenda política las demandas del sector: ser parte de la discusión económica sobre la salida de la pandemia.

En el país hoy el 40 por ciento de quienes trabajan lo hacen en actividades informales. “Somos más de siete millones en la Argentina, de los que la UTEP organiza a alrededor de un millón”, plantearon las organizaciones en el documento común que leyeron al cierre de su jornada.

La de este sábado fue la sexta edición de San Cayetano, que tiene una carga especial porque los movimientos de la UTEP nacieron en la primera de ella, durante el gobierno de Mauricio Macri. Hasta aquella movilización inicial, que se realizó en 2016, el sector se pensaba a sí mismo con el foco puesto en la desocupación, pero a partir de entonces el esfuerzo de los movimientos sociales estuvo puesto en hacer visible el trabajo con que el que una franja creciente de la población debe ganarse la vida, por afuera del mercado formal.

El San Cayetano 2021 tuvo también este sentido. Se realizó, además en un momento de clivaje, marcado por la expectativa en dejar atrás la pandemia. El aumento de la pobreza derivado del parate que impuso el Covid estuvo muy presente en la jornada.

También la tensión por ser parte de un gobierno – las organizaciones de la UTEP integran el Frente de Todos -, que va por la mitad de su mandato: hay menos tiempo para avanzar en el rumbo demandado. Otro elemento en juego es el reciente cierre de las listas del FdT para las elecciones de noviembre, que dejaron a los candidatos de los movimientos populares en posiciones rezagadas.

“El miedo no nos paralizó. En los peores días del Covid estuvimos cocinando para los vecinos, cuidando a nuestros niños y viejos, parando la olla, trabajando en los operativos Detectar. No somos planeras ni queremos bonos: queremos que nos reconozcan como trabajadoras comunitarias, queremos aguinaldo, vacaciones, una obra social. Queremos poder irnos de vacaciones. No nos vamos a ir a Disneylandia, vamos a ir a Punta Lara o a Berazategui con la familia. Queremos un salario básico universal y créditos no bancarios para las unidades productivas, para poder producir a una escala mayor. Venimos a presentar una agenda para eso”, resumió en el acto Norma Morales, de Somos Barrios de Pie.

Advertisement
VIApagina12.com.ar
Compartir