Cayó la sesión legislativa, en medio de serias acusaciones por la transferencia de inmuebles al Municipio de Resistencia

El proyecto de ley por el cual se transfieren bienes inmuebles del Estado provincial al municipio de Resistencia derivó en serias acusaciones proferidas desde el Frente Grande y la decisión, por parte de Elida Cuesta, una de las autoras de la iniciativa, de llevar la cuestión a la justicia. La oposición, en tanto, dejó nuevamente la sesión sin quórum.

El proyecto de ley es impulsado por las diputadas Elida Cuesta, Andrea Charole y María Elena Vargas, del interbloque Corriente de Expresión Renovada (CER) que integra el Frente Chaqueño al igual que el Frente Grande.

Advertisement

La iniciativa autoriza al Ejecutivo a transferir a valor simbólico de 1 peso a favor de la Municipalidad de Resistencia, el Parque Urbano Tiro Federal, la Laguna Argüello-San Expedito, el Parque Autódromo, el Parque de la Democracia y la Juventud, el Parque Caraguatá, el Paseo Sur y el Canal Soberanía Nacional.

Ya en minoría, debido a que la oposición (en las figuras de los legisladores de la UCR y del Frente Integrador), se habían retirado del Recinto dejando sin quórum la sesión; desde el Frente Grande, Tere Cubells adelantó su voto negativo.

Dio lectura entonces a un escrito en el que sostuvo que “significa una transferencia inusual de inmuebles del patrimonio del Estado provincial al municipal de Resistencia”. Aseguró que la primera razón para votar en contra “es la defensa del patrimonio público, ambiental. Esta transferencia es una extracción de recursos públicos provinciales en beneficio de una figura política, quien ya intentara en otra oportunidad hacerse de este y otros predios, más de dos millones de m2, sin contar el Canal de Soberanía”.

La segunda razón, dijo, fue la falta de consulta total “sobre patrimonio de uso de pueblos indígenas. Lo menos que podemos hacer es poner en consulta con la ciudadanía en general y principalmente con sus custodios”, cuestionó. “La tercera razón que me lleva a votar en contra es el Caraguatá. El despacho que estamos tratando no le exige casi nada a la Municipalidad de Resistencia. El fin de esta ley es que el intendente de Resistencia construya cajas políticas con esta ley”, dijo a grandes rasgos.

En sendas oportunidades, durante su interlocución, hubo pedidos de interrupción desde otras bancas, a los que se negó la diputada Cubells hasta que dio por terminada su lectura.

Cuesta pidió la versión taquigráfica certificada para acudir a la justicia. Y, posteriormente, dio su descargo ya cuando quien la precedió en la palabra había abandonado su banca, al igual que anteriormente lo hizo la oposición.

“No leyeron el proyecto de ley. Habla de la transferencia de espacios verdes, pulmones verdes, y en ningún lugar se habla del cambio de uso de los mismos”, aseguró Cuesta luego de calificar de

“parásitos del Partido Justicialista” a sectores políticos que también componente el Frente Chaqueño, en clara alusión al Frente Grande.

Recordó que la ley de similares características vetada por el Ejecutivo hace un año fue debido a “que estaban mal algunas circunscripciones y no porque haya desacuerdo con el Ejecutivo en este proyecto. No hay ningún plan de que esto se va a poblar, va a ser una inmobiliaria o que se van a vender estos terrenos”, apuntó.

Contó que fue “atacada” y “agraviada” cuando ingresó este miércoles al Recinto legislativo por un grupo de manifestantes que llegaron al Parlamento para reclamar contra este proyecto.

“No puedo permitir bajo ningún punto de vista que se ponga en duda la buena fe de este proyecto que presentamos con Charole y Vargas. (…) Cómo van a decir que les estamos robando los parques, cuando les estamos devolviendo sus espacios verdes”, sostuvo.

Más adelante, expresó: “La diputada acusó de una cosa muy grave. Debería ir a la justicia. Quiero decirle a la gente que está afuera, que los han traído engañados. Jamás haríamos algo en contra de ellos, lamento que los hayan utilizado en una campaña electoral para traerlos a este recinto a insultar a diputados por un proyecto presentado muchísimo antes de saber la fecha de las elecciones”.

La diputada justicialista, Elda insarrualde, se solidarizó con (Gustavo) Martínez y con Cuesta. “Hemos pasado la misma situación por parte de este grupo político, el Frente Grande, con mi marido el intendente de La Leonesa”, dijo. Recordó que cuando era legisladora “junto al marido de la diputada (Cubells), todos los miércoles debía escuchar los agravios de esta persona que me decía que escondíamos muertos, con lo grave que es”. “Cuente con nuestro apoyo”, dijo a Cuesta.

En el mismo sentido se expresó Claudia Panzardi, en solidaridad con Cuesta, “por los agravios infundados”, y relató también parte de los insultos que recibió por un grupo de manifestantes, puntualmente por parte de una mujer, en el ingreso al Recinto legislativo.

Más adelante, Charole, defendió el trabajo que hicieron ara sacar adelante una iniciativa que apunta a recuperar espacios verdes que hoy mantiene el municipio, pero siguen siendo parte de la Provincia. “La mayoría de las personas que están acá afuera son gente rica, los minibasurales, los basurales están cerca de la gente pobre sino miren el Mapic. Hace días que nos acusan de que vamos a tener una empresa inmobiliaria por este proyecto y esto me toca muy de cerca porque detrás de todo legislador o legisladora hay una familia”.

La justicialista Nadia Amud aseguró que Cubells no solo transgredió el reglamento interno “desde el momento en el que ingresó” y, autorización mediante, dio lectura al artículo 102 de la Constitución Nacional donde habla sobre las inmunidades de los legisladores. Citó textual que “esa inmunidad tiene un límite, la flagrancia delictiva”. Y añadió que “la falsa denuncia es un delito tipificado en el Código Penal”, pero también configura un delito administrativo.

Desde el NePAR, Juan José Bergia también repudió lo ocurrido y se disculpó tanto con Martínez como con Cuesta, además lamentó lo sucedido. “Cuando uno pierde en democracia hay que aceptar que uno no es dueño de la verdad absoluta”, afirmó.

Gladis Cristaldo, por su parte, marcó la gravedad institucional en “los agravios” vertidos por la diputada Cubells en razón de advertir sobre supuestos actos de corrupción que también involucrarían, de ser certeros claros, a las diputadas que impulsaron la iniciativa. Marcó también la gravedad de la ausencia de los legisladores de la oposición, “radicales y del Frente Integrador” que hicieron uso de esta herramienta y obligaron al no debate en un recinto que tiene como principal rol sancionar leyes. Mencionó los proyectos de ley que dejaron sin sanción y que inclusive afecta a grupos de trabajadores que esperaron este miércoles, con urgencia, el tratamiento de iniciativas postergadas.

 

 

Advertisement
Compartir