La cadena Ribeiro se presentó en convocatoria de acreedores

Fundada hace 110 años y conducida por la tercera generación de la familia Ribeiro, la empresa quiere reordenar todo, encontrar inversores y financiamiento que les permita seguir adelante. Llegó a tener 83 sucursales y 2000 empleados. Pidió la convocatoria de acreedores y cerró todos sus locales, salvo el del barrio de Mataderos en la CABA.

Casa Ribeiro en Formosa.

La cadena Minicuotas Ribeiro atraviesa desde abril de 2018 una fuerte crisis. El sociólogo Manuel Ribeiro dueño de esta cadena fundada en San Luis hace 110 años, anunció hoy con tristeza que la empresa se presentó en convocatoria de acreedores.

Advertisement

Llegó a tener 83 sucursales y 2000 empleados, hoy queda abiero sólo un local y se estima que tiene poco más de la mitad de ese personal. Los empleados de administración todavía cobran los sueldos en minicuotas, los que trabajan en los locales hace tres semanas que no reciben nada. Les adeudan tres meses, alguinaldo y actualización salarial.

Manuel Ribeiro es la tercera generación de esta familia que comenzó con un local en Villa Mercedes, San Luis y hace 20 años desembarcó fuerte en AMBA dispuesto a competirle a todos los gigantes con sus famosas “minicuotas”. Una estrategia exitosa en las provincias del resto del país. Las minicuotas les permitía comprar a los que menos tenían.

En 2019, comenzaron a agravarse los problemas y a afectar a los empleados que empezaron a cobrar los sueldos en minicuotas. La empresa pidió en ese momento el Procedimiento Preventivo de Crisis, cerró locales y despidió trabajadores. Comenzó a buscar un socio que nunca llegó.

Advertisement
VIAbaenegocios.com
Compartir