“Chano” tuvo un “comportamiento violento” y agredió a su madre, declararon dos familiares

Este martes a la mañana, Santiago Moreno Charpentier continuaba internado en el Sanatorio Otamendi, tras haber sido sometido a cirugías en las que le extirparon el bazo, un riñón y parte del páncreas por un disparo en el abdomen, según dijo su madre a Télam.

Dos familiares de Santiago “Chano” Moreno Charpentier declararon ante la justicia que el comportamiento del músico “era violento” momentos antes de recibir un disparo en el abdomen por parte de un policía al que presuntamente quiso atacar con un cuchillo, informaron este martes fuentes judiciales.

Advertisement

Los mismos testigos dijeron que el exlíder de la banda Tan Biónica también agredió a su madre, Marina Charpentier, la madrugada de este lunes en su casa del barrio privado Parque La Verdad, ubicado en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz.

Este martes a la mañana, “Chano” continuaba internado en el Sanatorio Otamendi, tras haber sido sometido a cirugías en las que le extirparon el bazo, un riñón y parte del páncreas, según dijo su madre a Télam.

Las fuentes judiciales dijeron a esta agencia que el padrastro y un tío de Moreno Charpentier (39) declararon ante el fiscal de la causa, Juan Manuel Esperante, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Exaltación de la Cruz, que el músico tuvo un “comportamiento violento”.

“El padrastro y un tío fueron claros y contundentes sobre el comportamiento violento de ‘Chano’”, señaló un investigador con acceso a la causa.

El mismo vocero indicó que los testigos coincidieron en que antes de recibir un disparo en el abdomen por parte de un policía, el artista agredió a su madre en la casa, comportamiento que reiteró en la ambulancia en la que era llevado al sanatorio porteño.

Este lunes, consultada por Télam, la madre de “Chano” dijo que su hijo no le había hecho nada, motivo por el cual ahora se aguarda a que declare como testigo ante el fiscal cuando se encuentre en condiciones de hacerlo.

Según las fuentes judiciales, el fiscal Esperante pretende que la mujer “declare lo antes posible”, aunque la esperará unos días más y le dará la opción de hacerlo de manera presencial o virtual.

Si bien por el momento no surge del expediente que el policía que baleó al músico se haya excedido en su accionar, los investigadores no descartan nada y continúan con la recolección de evidencias.

A tal fin, este lunes se realizó una inspección en la vivienda de “Chano”, donde se secuestró marihuana en poca cantidad y varios fármacos, indicaron las fuentes.

La causa podría pasar en las próximas horas a la UFI 1 del Departamento Judicial de Zárate-Campana, especializada en Delitos Complejos, por contar con un funcionario público involucrado.

Los voceros explicaron que así lo dispone una resolución de la fiscalía general de ese Departamento Judicial firmada en 2002 para en los expedientes en los que se investigue el accionar de algún funcionario público, en este caso de un policía.

El hecho

Se inició la madrugada de este lunes cuando, según las fuentes policiales y de la Justicia, Moreno Charpentier se encontraba en un aparente cuadro de brote psicótico producto del consumo de estupefacientes.

Familiares y el médico psiquiatra presentes en la casa del músico llamaron a la policía para lograr controlarlo.

“Chano” en un primer momento se asomó por la puerta de la casa para entablar una conversación con los tres efectivos policiales que habían llegado, pero al notar la presencia de su madre, regresó sobre sus pasos e ingresó a la vivienda.

Fue allí que, según el relato de los voceros de la pesquisa, tomó una cuchilla de un cajón y salió de manera inmediata para agredir a los efectivos.

De acuerdo a lo que consta hasta el momento en la causa, cuando los agentes intentaron reducirlo, el músico se abalanzó sobre uno de ellos portando un cuchillo aserrado, de los que normalmente se utilizan para cortar pan, lo que provocó la reacción del oficial, quien sacó su arma reglamentaria, dio la voz de alto y le disparó.

El disparo ingresó en el abdomen de “Chano”, quien fue trasladado de urgencia a Sanatorio Otamendi, donde fue operado y alojado en terapia intensiva.

El oficial que realizó el disparo, por su parte, no declaró ya que puede ser imputado en la causa, por lo que se le extrajo sangre y se le incautó el arma reglamentaria.

Entre las ropas del músico se halló la vaina y el plomo que traspasó su cuerpo, que será sometido a pericias.

El expediente fue caratulado como “atentado y resistencia a la autoridad y lesiones” y Esperante no adoptó por el momento ningún temperamento con el músico ni con el policía.

Advertisement
FuenteTélam
Compartir