Tokio 2020: comienzan los Juegos Olímpicos de la pandemia

Este viernes será la ceremonia inaugural, sin público en los estadios. Por primera vez en la historia habrá un abanderado por género en el desfile de cada delegación. Santiago Lange y Cecilia Carranza portarán la bandera argentina.

Un año y cuatro meses después de su postergación por el coronavirus, Tokio 2020 será una realidad. Alrededor de 11.000 atletas competirán en 33 deportes en 42 sedes. El comité organizador se mantendrá en estado de alerta por los casos positivos que hubo en la Villa Olímpica durante esta semana.

Advertisement

Este viernes a las 8 de la mañana, hora de la Argentina (a las 7 arrancará la transmisión por la TV Pública, TyC Sports y DirecTV Sports), se levantará el telón de los Juegos Olímpicos en el Estadio Nacional de Tokio que se reconstruyó para el evento con una capacidad para 68.000 personas.

La ceremonia de apertura no tendrá público como ninguno de los 339 eventos que se desarrollarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto, ya que la capital japonesa entró en estado de emergencia desde el 12 de julio. Esta medida se tomó semanas atrás por el aumento de casos y la amenaza de la variante delta.

Por primera vez en la historia habrá un abanderado por género en el desfile inaugural de cada delegación. Los campeones olímpicos Santiago Lange y Cecilia Carranza portarán la bandera argentina. Tokio 2020 será la edición con mayor igualdad de género, ya que el 48,3 % de los participantes son mujeres. Esto significa un incremento en relación con Río 2016, donde la presencia femenina fue del 45%.

Protocolos estrictos

En las últimas horas aparecieron más positivos de covid en la Villa Olímpica. En referencia a esta situación, el director general del comité organizador, Toshiro Muto, afirmó que no descarta ningún escenario ante el aumento de los casos de coronavirus pero que es improbable una cancelación de las competencias que se inauguran el próximo viernes.

“Hemos acordado que, en base a la situación del coronavirus, volveremos a convocar una reunión para todas las partes. En este punto, los casos de Covid-19 pueden aumentar o disminuir, por lo que pensaremos en qué debemos hacer cuando surja la situación”, expresó el japonés.

Los atletas deberán cumplir con estrictos protocolos sanitarios y serán parte de una burbuja en la que no podrán tener contacto con personas del exterior a la Villa Olímpica. En las ceremonias de premiación cada atleta se colgará su medalla a diferencia de las ediciones anteriores y tampoco habrá foto grupal de los integrantes del podio.

De acuerdo con las guías de comportamiento publicadas por la organización, cada delegación tendrá un oficial de enlace relacionado con el covid. Si bien la vacunación no es obligatoria, se estima que el 85% de las personas que estén en la Villa Olímpica estarán inoculadas.

Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional, admitió días atrás: “Hubo dudas cada día debido a la pandemia. Ni el COI ni los anfitriones nipones se plantearon nunca la cancelación, nunca abandonamos a los atletas”.

Los Juegos de la inclusión

Durante esta semana gracias a las publicaciones de Kim Smith Gaucher, jugadora de básquet canadiense, el Comité Olímpico permitió que las madres que estén en período de lactancia llevaran a sus hijos para que no tengan que elegir entre ser mamás o ser deportistas.

Pero Oma Carbonell, atleta española en nado sincronizado, se mostró molesta en redes sociales y comentó que las condiciones para que pudiera llevar a su hijo son demasiado estrictas: su marido y su bebé deberían permanecer por más de veinte días aislados y encerrados en un hotel que esté aprobado por la organización. Los traslados desde la Villa Olímpica hasta el lugar de residencia de su familia también imposibilitarían el normal desarrollo para la deportista que desistió de viajar acompañada.

Laurel Hubbard será la primera atleta transgénero en la historia de los Juegos Olímpicos. La levantadora de pesas cumplió con los criterios de elegibilidad del COI que consisten en la toma de medicación para bloquear la testosterona. Actualmente el tope permitido es de 10 nanogramos por mililitro en sangre. Sin embargo, para las mujeres que hagan transición a hombres no hay ningún tipo de exigencia.

La sociedad japonesa

En Tokio hay una ciudad dividida. Según las estadísticas el 70 % de la población está en contra de la realización de los Juegos. “Estamos acorralados en una situación en la que ya no podemos parar. Estamos condenados si lo hacemos y también si no lo hacemos”, afirmó Kaori Yamaguchi, miembro del Comité Olímpico Japonés.

¿Quiénes serán las figuras?

Sin Michael Phelps ni Usain Bolt, hay varios deportistas que son candidatos para convertirse en la estrella de Tokio 2020. La máxima aspirante es la gimnasta Simone Biles, quien ganó cuatro medallas doradas en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Novak Djokovic intentará ser uno de los principales animadores y de lograr lo que nunca pudo, la medalla dorada. También habrá que estar atentos a Katie Ledecky, nadadora estadounidense, quien obtuvo cuatro oros y una plata en Brasil.

Después de tantas especulaciones, dudas y temores la máxima cita multideportiva se pondrá en marcha. Las autoridades no se cansaron de afirmar que Tokio es el lugar ideal para realizar los Juegos Olímpicos durante la pandemia, aunque en estas semanas los casos aumentaron al nivel que hubo en enero. El desarrollo será una incógnita tanto en lo sanitario como en lo deportivo.

¿Habrá rebrotes, se ganarán medallas gracias al covid, quedarán finales inconclusas? Desde este viernes y durante diecisiete días habrá situaciones de todo tipo. El tiempo dirá si el comité organizador y el COI estuvieron a la altura de las circunstancias.

 

Advertisement
VIApagina12.com.ar
Compartir