Recuerdan la obligatoriedad de notificar al Senasa cualquier sospecha de rabia paresiante

Al confirmarse un nuevo caso dentro del brote en la localidad chaqueña de Margarita Belén, sl Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recordó a productores, profesionales y toda persona vinculada a la actividad pecuaria que es obligatoria la notificación inmediata de cualquier sospecha de rabia paresiante o la detección de refugios de vampiros.

A raíz de la confirmación de un nuevo caso de rabia paresiante en un bovino, dentro del brote en la localidad chaqueña de Margarita Belén, departamento 1° de Mayo, acontecido en el pasado mes de mayo, el Senasa estableció una serie de medidas de control sanitario.
Se dispuso la interdicción de los campos en un radio de 10 km a la redonda, y la vacunación emergencial obligatoria en la totalidad del ganado susceptible recordándose la obligatoriedad de registrar la misma en la oficina del Senasa de Margarita Belén, una vez que haya sido efectuada. De igual manera, se deberá revacunar entre los 20 y 60 días a los primovacunados.

Advertisement

El Senasa recomienda evitar la manipulación de animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso inmediato al teléfono 0362- 4497422; a los correos electrónicos: mbelen@senasa.gob.ar o notificaciones@senasa.gob.ar; a través de la aplicación “Notificaciones Senasa” disponible en Play Store, o a la Oficina del Senasa que corresponda a su jurisdicción, teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad de denuncia obligatoria.

Características

La rabia paresiante es una zoonosis, es decir, puede transmitirse de los animales a las personas y es mortal, de ahí radica la importancia de la prevención mediante la vacunación de los animales susceptibles de contraer la enfermedad y el control de vampiro.

Los primeros síntomas observados en animales consisten en inquietud, falta de apetito, tendencia a aislarse y frecuentes vocalizaciones con un tono de voz diferente al habitual.

Luego se observa depresión, deshidratación, con dificultad postural y ambulatoria y finalmente la muerte.

La detección temprana y la notificación inmediata de casos de rabia paresiante son fundamentales para la implementación de medidas sanitarias por parte del Senasa, que ayuden a reducir su impacto y evitar su dispersión.

Vacunación voluntaria antirrábica

Se recuerda que incluir la vacunación voluntaria contra la rabia paresiante dentro del plan anual permite:

• Minimizar pérdidas ganaderas por la mortandad de animales infectados.
• Resguardar la salud pública, por tratarse de una enfermedad transmisible a las personas.
• Evitar el bloqueo de movimientos de animales que se encuentren en un área de vigilancia relacionada con un brote de rabia paresiante.

Advertisement
Compartir