Coronavirus: aumentan pacientes contagiados en Hospitales de niños porteños

Los números de contagios de Covid en niños y adolescentes se mantienen elevados en la Ciudad de Buenos Aires. Así lo muestran las cifras de internaciones de los principales hospitales de niños porteños, que en algunos casos tuvieron que ampliar su capacidad para recibir nuevos pacientes con coronavirus en las últimas semanas.

Aunque en general los niños y adolescentes cursan cuadros leves que no requieren terapia intensiva, sí se observa un aumento en las salas de cuidados intermedios y moderados. En diálogo con Página 12, trabajadores de los centros de salud trazaron el panorama de una situación que relacionan con la continuidad de las clases presenciales en la ciudad.

El pasado 6 de abril, hace poco más de un mes, el Hospital Garrahan registraba 12 internaciones por Covid. El viernes 7 de mayo, fecha del último reporte previo al fin de semana, se informó que en total eran 35 los internados por esa enfermedad: un aumento de casi el triple de pacientes ingresados. “Los contagios se siguen produciendo a alto nivel, pero en general los chicos cursan cuadros leves o son pacientes que tienen otras patologías previas. Del total de internados, durante este fin de semana hubo tres en terapia intensiva”, señaló a este diario Gustavo Lerer, bioquímico del hospital.

Durante la última semana de abril, la jefa de Epidemiología del Garrahan, Rosa Bologna, había informado que las tres salas destinadas a pacientes con Covid estaban ocupadas en su totalidad. Entonces el hospital registró un pico de 39 internados, algo más que los 35 que se reportaron este viernes. A pesar de este descenso, los trabajadores advierten que las cifras de internaciones se mantienen a un nivel elevado, como lo demuestra la comparación con los primeros días de abril.

Para descomprimir la situación, la semana pasada las autoridades del centro de salud informaron que una cuarta sala de Cuidados Intensivos e Intermedios sería readaptada para recibir exclusivamente a pacientes con Covid. “La situación hoy en día es esa y creemos que, dependiendo de la evolución de los contagios, en las próximas semanas se puede llegar a abrir una o dos salas más”, indica Lerer. El Garrahan registra cuatro pacientes fallecidos desde el inicio de la pandemia.

En el Hospital Gutiérrez también debieron ampliar la capacidad: “A partir de la semana pasada una de las unidades clínicas pediátricas está destinada exclusivamente a pacientes Covid”, dijo a Página 12 Alejandro Teper, neumonólogo y jefe del Centro Respiratorio del Gutierrez. José Anderman, médico pediatra del centro de salud, aseguró por su parte que “la tendencia va en aumento, hay más chicos internados que a fines de abril”.

“En general los niños sin patologías de base evolucionan bien, pueden tener fiebre, tos, molestias generales, pero el impacto es bajo. No obstante, los chicos con otras patologías sí pueden sufrir cuadros más severos”, indicó Teper con respecto a la gravedad de los cuadros que se registran en el Hospital. Según el neumonólogo, en algunos casos los cuadros pueden tornarse más complicados “cuando aparece el Síndrome Inflamatorio Multisistémico (ver aparte), una respuesta inflamatoria del organismo que puede causar fallos cardíacos, pulmonares o sanguíneos”, explicó. En lo que va de 2021, en el Gutiérrez se produjeron tres fallecimientos por covid y en los tres casos los pacientes tenían comorbilidades.

“En el Hospital Elizalde tuvimos este fin de semana entre 8 y 10 chicos internados, pero es una cifra que recabamos los trabajadores porque la dirección del Hospital no informa, nos esconden los datos”, advirtió Héctor Ortiz, enfermero del Elizalde y coordinador de la agrupación Hospitales de la Ciudad, nucleada en ATE. “No es una cifra tan alta de internados, pero sí hay un aumento de contagios: en muchos casos se los testea, se diagnostica y si no tienen síntomas se van con la familia”, agregó.

“El tema de las clases presenciales influye, no solo por la problemática de los niños en particular, sino porque además estos niños pueden transmitir el virus a sus familiares: se transforman en vectores y cuando hay personas de riesgo en las casas se producen más complicaciones”, afirmó Teper consultado por la relación entre los contagios en niños y la decisión de mantener las aulas abiertas.

Con esto coincidió Lerer, quien alertó que “claramente hay una relación con las clases presenciales. El pico que se registró tuvo que ver con eso, el año pasado no se produjo porque los chicos estaban en sus casas. También por eso no tuvimos picos de bronquiolitis, que es lo que más camas de terapia intensiva infantil ocupa. Este invierno, si sigue todo abierto, se van a mezclar las dos enfermedades”, señaló.

Este sábado, en el Elizalde falleció por Covid-19 Elena, una de las trabajadoras que había contraído la enfermedad. “Al día de hoy tenemos reportados más de 20 casos activos en trabajadores y tiene mucho que ver con los contagios de los niños porque en el Elizalde no hay salas específicas para Covid: los chicos están repartidos en diferentes salas, eso hace que el virus se transmita más fácil”, añadió el enfermero, quien aseguró que Elena no llegó a ser vacunada “porque era franquera y nunca vinieron a vacunar en el momento en que estaba trabajando”.

También los trabajadores del Gutiérrez vienen reclamando por situaciones similares y este martes realizarán una jornada de protesta en la que pedirán, entre otras cosas, que no se continúe con “la reincorporación forzada de los trabajadores con factores de riesgo” y “urgente esquema de vacunación completo para todos el personal”.

VIApagina12.com.ar
Compartir