La recaudación creció 40% real en abril y cerró 8 meses seguidos con subas por encima de la inflación

El incremento - según informó el Ministerio de Economía de la Nación - se encuentra principalmente explicado por la reducida base de comparación de abril de 2020, mes atravesado por la plena implementación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). De todos modos, tomando como referencia los niveles de ingresos tributarios en términos reales, la recaudación se situaría respecto al mes de abril de 2019 en un nivel superior al 7%.

El dato había sido adelantado este lunes por la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont. “Abril es el octavo mes consecutivo de crecimiento por encima de los aumentos de precios, con una variación del 40% en términos reales”, remarcó.

En ese sentido, se aclara que el conjunto de conceptos que responden a la actividad económica registró un incremento de 104,7% i.a. nominal y superior al 2,0% real comparado contra el mismo mes de 2019. En este grupo cabe resaltar lo ocurrido con el IVA (97,7% i.a) y el Impuesto a las Ganancias (98,7% i.a.).

Por su parte, los derechos de exportación continúan siendo el principal impulsor de la recaudación por el sostenimiento de los términos de intercambio favorables. Este tributo registró una suba interanual de 183,2 % contra el mismo mes de 2020

En el análisis por tributo, también cabe destacar el crecimiento de los Créditos y Débitos (94,5% i.a.), cuyo desempeño se asemejó al del IVA aun persistiendo la rebaja para el sector salud

En cuanto a la recaudación asociada a la seguridad social, esta registró una suba de 68,1% i.a., donde los Aportes Personales exhibieron una suba de 60,7%i.a., mientras que las Contribuciones Patronales subieron 75,9%i.a. Cabe recalcar que en el caso de las últimas todavía persisten las rebajas para el sector Salud

En lo referente a los tributos alcanzados por la Ley de Solidaridad, destaca el incremento de Bienes Personales, que arrojó una suba de 372,7% i.a. Esta suba se da tanto por el incremento de alícuota previsto en la Ley, así como por el pago a cuenta para bienes en el exterior, que en 2020 se efectuó en mayo, afectando la base de comparación.

El último registro de un crecimiento real en torno al 40% se remonta a diciembre de 2016, cuando la expansión había sido del 44,6% real. Cabe recordar que en dicho mes se produjo una mayor recaudación por el blanqueo de aquélla época.