Piden suspender las clases presenciales en el Chaco: “El problema no está dentro de la escuela sino afuera”

Así lo explicó el secretario general de Utre Ctera, Carlos Cuevas, al referirse al pedido realizado por varios sindicatos del Chaco para que se suspendan la presencialidad escolar en aquellas zonas con mayor prevalencia del coronavirus. Aclaró que dentro de los edificios escolares se respetan los protocolos, pero las complicaciones se dan en las aglomeraciones que hay tanto en el ingreso como en la salida, al igual que en el traslado de las familias en el transporte público.

Las aglomeraciones en la entrada de las escuelas son un riesgo de las clases presenciales.

Ante el pronunciado aumento de la curva de contagios de coronavirus en la provincia, los sindicatos docentes ATECH, Utre Ctera y SADOP, reclamaron al gobierno del Chaco la suspensión de las clases presenciales y dejaron en claro su malestar por la decisión de no haberle dado continuidad a la campaña de vacunación para el sector.

En este marco, el secretario general de Utre Ctera, Carlos Cuevas, aclaró que el pedido de suspensión de la presencialidad apunta únicamente a las zonas con mayor prevalencia de casos. Además, remarcó que dentro del edificio escolar la situación está controlada, por los estrictos controles y el cumplimiento de las normas por parte de los niños. El problema se encuentra en todo lo que rodea a la presencia física de los alumnos: traslado de las familias en trasporte público y aglomeraciones tanto al ingreso como en la salida, son algunas.

“Dentro de la escuela no hay problemas. Ahí los protocolos son estrictos, tenemos un control. Los chicos son mucho más obedientes que la sociedad en general. Pero el problema es que en todo el país hay un millón de familias que se movilizan para concurrir a las clases presenciales”, explicó Cuevas.

“En nuestra provincia, más que nada en los centros urbanos más grandes, es donde hay mayor nivel de desplazamientos de familias y amontonamientos en la entrada y salida de las escuelas. Hoy pasé por una escuela había un montón de gente amontonada en el portón. El problema es del lado de afuera. Las burbujas se rompen y se vuelven a armar todos los días”, indicó.

Por otra parte, Cuevas aclaró que la medida para suspender la presencialidad no es para todas las escuelas del Chaco. “Sólo en los lugares donde hay más contagios. La escuela es el reflejo de la sociedad y del barrio en donde está”, indicó.

Finalmente, el sindicalista lamentó la suspensión del plan de vacunación contra la COVID-19 al sector docente. “Los docentes comenzamos a vacunarnos con buen ritmo. Arrancamos con las escuelas primarias, pero no se alcanzó a terminar porque falta toda la secundaria, donde hay una gran cantidad de docentes, sobre todo los docentes que se trasladan en todo momento”, dijo Cuevas.

Compartir