Hidrovía Paraná-Paraguay, una cuestión de soberanía nacional

El vencimiento del contrato de concesión para tareas de balizado, dragado y mantenimiento de la Vía Navegable Troncal Paraná-Paraguay (en adelante, Hidrovía) el próximo 30 de abril del corriente, movilizó a un grupo de diputadas y senadoras nacionales (en ejercicio y mandato cumplido) a manifestar su preocupación ante su situación actual.

El documento: 

Advertisement

La Hidrovía constituye hoy un canal navegable por el río Paraná que tiene por objeto viabilizar la navegación cotidiana de barcazas de gran calado y grandes volúmenes de carga.

En 1995 se concesionó, por primera vez, el tramo Confluencia-Río de la Plata, adjudicando el balizamiento, dragado y mantenimiento de este sistema fluvial a las empresas Jan de Nul Group N.V. (Belgica) y EMEPA S.A. (Argentina) que se habrían beneficiado desproporcionadamente a la inversión realizada y sin que se realizaran controles sobre su accionar.

Por esta autopista fluvial se transporta aproximadamente el ochenta por ciento (80%) de las exportaciones argentinas, por lo cual se tornan fundamentales las tareas de control y fiscalización de la circulación por esta vía de navegación.

Asimismo, su importancia radica en la prevención y actuación ante la comisión de delitos de lavado de activos, trata de personas, narcotráfico, delitos contra el medioambiente, entre otras actividades ilegales e ilícitas.

Por todo lo mencionado, las políticas que regulen el uso del canal troncal de la Hidrovía revisten importancia estratégica en lo político y económico para nuestro país, lo que nos interpela para plantear que estamos frente a una oportunidad que contribuya a promover el desarrollo productivo-comercial, resguardar los intereses nacionales y defender la Soberanía.

Por esas razones solicitamos que:

– Una vez vencida la concesión en curso, el Estado Nacional sea el responsable directo en la adopción de medidas que garanticen la continuidad de este servicio de interés público de navegación.

– Se garantice a las provincias de la Mesopotamia, NEA y NOA el acceso a los puertos públicos y privados ubicados al norte del puerto de Rosario hasta Confluencia mediante el dragado, canalización y promoción del transporte multimodal ferro-fluvial.

– Se avance en la obra del Canal Magdalena, ya que es fundamental posibilitar el transporte de las cargas de nuestro comercio exterior con salida directa al mar y conectar los puertos fluviales con los puertos de nuestro litoral marítimo (y viceversa).

– Se dé tratamiento de los proyectos presentados por senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos, a saber, el pedido de informe al Ministerio de Transporte de la Nación, de Audiencia Pública, y de creación de la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Hidrovía.

Nuestro país tiene la oportunidad de llevar a cabo políticas que implican vías navegables para regiones hoy excluidas a causa de falta de dragado y balizamiento, como así la promoción del desarrollo productivo regional igualitario, protección medioambiental y comercio exterior, haciendo de la Hidrovía Paraná-Paraguay una política de Estado para reconstruir la Argentina soberana.

Firman:

Blanca Osuna; Elena Corregido; Julia Perié; Marín Pilatti; Hilda Soria; Diana Conti; Ana Corradi; María Higonet; María Bianchi; Nancy Parrilli; Milagro Salas; Nancy González; Ada Maza; Yamila Zabala Rodríguez.

Advertisement
Compartir