Miguel Sánchez, ex combatiente de Malvinas: “Nuestra obligación moral es malvinizar”

Miguel Darío Sánchez, saenzpeñense, veterano de Malvinas, visitó los estudios de Radio La Red en el marco del Día del Veterano y de los Caídos, a 39 años del conflicto bélico. El saenzpeñense relató cómo fue su experiencia como ex combatiente, su llegada a Malvinas, el regreso a casa y volver a las islas en el año 2015.

Reveló que terminó sus estudios en el año ‘80 y un año más tarde comenzó el servicio militar en la Infantería de Marina. “Nos faltaban 28 días para que nos den la baja y nos tocó ir a Malvinas”, recordó; y explicó que en la fuerza de la Armada Argentina se realizaban 14 meses de servicio.

En esta línea narró que antes del 2 de abril de 1982, no había ningún tipo de comentario en el Batallón de lo que estaba ocurriendo, y ese día se enteraron que debían ir a Malvinas. “De nuestro Batallón fue todo el personal militar, no fue ningún soldado, de otros batallones si fueron soldados”.

Sánchez era Policía Militar, estaba instruido en combate urbano, dos días después comenzaron a recibir capacitaciones para utilizar ametralladoras pesadas para apoyar a otro Batallones y luego de diez días, el 14 de abril, viajaron a Malvinas.

“A nosotros siempre nos tuvieron conscientes de lo que hacíamos, a que íbamos y a dónde íbamos. Algunos estaban tristes por ir a una guerra y otros contentos porque decíamos vamos a volar en avión, no va a pasar nada, va a ser un simulacro. Creíamos que no iba a suceder nada”, recordó.

Regreso al país

La guerra duró 74 días y finalizó el 14 de junio de 1982, día en el que Sánchez cayó herido y fue trasladado a un Hospital, luego a un barco hospital y el 18 de junio regresó al país. Esa misma tarde fue derivado al Hospital Naval de Puerto Belgrano.

“El momento de recuperación y volver a la casa fue alegre, el momento más penoso fue regresar con la derrota. En ese instante quizás estábamos un poco perturbados por lo sucedido, acongojados por los compañeros que perdimos y contentos por los que volvimos, pero también nos quedaba la sensación de mala de no poder haber traído la victoria”, reflexionó Sánchez.

“Cuando terminó la guerra, había mucho caos, todos querían saber en dónde estaban sus hijos”, relató; señalando que luego un tío suyo se comunicó con el hospital Naval y de ese modo pudo ubicarlo y en otra oportunidad pudo hablar con su padre. “Él no creía que estaba hablando conmigo, y le comenté que estaba herido pero dentro de todo bien. Cuando era chico me hinqué el ojo cociendo una pelota y le tuve que tirar ese dato, le dije: – No pasa nada, es menos de cuando me pinché el ojo con la pelota; y ahí quedó más tranquilo”, contó.

Los familiares de los ex combatientes recibieron ayuda del Municipio para poder viajar a Buenos Aires y visitarlos. Sánchez recibió la visita de su mamá y de su papá y luego emprendió un viaje de 28 horas en tren hasta llegar a Sáenz Peña.

Consultado qué sensaciones tiene en este nuevo aniversario, el exCombatiente señaló que solo les queda disfrutar y que sea un día patrio. “Nuestra obligación moral es malvinizar y que los jóvenes de hoy en día entiendan la causa, que sepan que Malvinas es un territorio argentino. Que aprendan a quererla, a cuidarla y que algún día se concrete la posibilidad de que nuestra bandera flamee en Malvinas”

Volver a Malvinas

En el año 2015 Sánchez volvió a las Islas Malvinas en un viaje junto a un grupo de compañía. “Fuimos para rendirle un pequeño homenaje a nuestros compañeros”, indicó; y agregó que recorrieron los sitios en donde estuvieron en la época de guerra, “porque es lo que más uno quiere volver a ver”, afirmó.

Para finalizar, Miguel Darío Sánchez recordó que, de sus siete compañeros que fallecieron, solo uno tenía la identificación. “Cuando los familiares fueron a verlos, no podían ni siquiera arrodillarse en donde estaba su hijo, hermano o familiar. Solo les tocaba estar ante una placa que decía ‘Soldado únicamente conocido por Dios’, pero hoy están identificados, tienen su lugar y uno puede ir a orarles a ese lugar”.

VIARadio La Red 92.9
Compartir