Segunda ola de covid-19: “Es más importante aislarse 14 días que el test negativo”, sostienen desde la SADI

Javier Fariña, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, analizó en una entrevista exclusiva con CIUDAD TV las medidas de restricción definidas en el orden nacional para contrarrestar la nueva ola de contagios de coronavirus a partir de la circulación en la región de diversas cepas. También se refirió a la efectividad de las vacunas con una sola primera dosis y frente a las nuevas mutaciones del virus que afecta a la población mundial.

“Seguramente las restricciones van a ser focalizadas y no globales a nivel país porque las realidades sociodemográficas en las distintas regiones de Argentina tienen el impacto en el brote y las medidas pueden ser en diferente tiempo y con diferente contundencia”, consideró el infectólogo al respecto de medidas que tienen que ver con la circulación de las personas.

Aseguró que el indicador más importante tiene que ver con brotes de contagio que “saturen el sistema de salud”. “Lo que todos queremos es que cualquier persona que requiera atención médica la pueda recibir”, recalcó.

“Preocupa mucho lo de los países vecinos”, aseguró el infectólogo en relación al escenario epidemiológico de Brasil, Paraguay “e incluso Chile y de Uruguay que fue un país emblema durante muchos meses en el abordaje de la pandemia y hoy le quedan muy pocas camas disponibles en terapia intensiva”.

Advirtió que, en zona de frontera, tal como ocurrió durante el primer año de pandemia, es central, para cualquier país, reforzar los controles. “Las fronteras son porosas”, apuntó. “Lo que es importante es disminuir el impacto. (…) Es más importante aislarse 14 días que el test negativo”, instó.

 

Vacunas y postergación de la segunda dosis

También el infectólogo recalcó que “es más importante tener mucha gente con algo de inmunidad, que puede generar la primera dosis, que tener poca gente con mucha inmunidad”, dijo y destacó la definición de las autoridades sanitarias en ese sentido.

Aclaró que “no significa suprimir la segunda dosis sino retrasar el momento de administración”. Incluso mencionó que hay vacunas que mejoran en cuanto a su inmunidad, administrando una segunda dosis a las 12 semanas y no a las cuatro. “Desde muchos puntos de vista la estrategia es favorable para seguir cuidando la vida de los argentinos”.

Aseguró que las tres vacunas que en este momento se aplican en la Argentina “mostraron que con una sola dosis tienen entre el 50% y el 79% de eficacia. Tengan en cuenta que la vacuna de la gripe que nos aplicamos todos los años tienen hasta el 60% de eficacia”.

En cuanto a la SPUTNIK V, cuyo segundo componente es aplicado en la segunda dosis, aclaró que es “igual a la vacuna de Jhonson&Jhonson, de una dosis. Y esa vacuna ya demostró un 79% de eficacia. El segundo componente de la SPUTNIK V es igual a la vacuna del laboratorio Cansino, chino-canadiense, que ya demostró buenos valores”.

En cuanto a las personas que ya fueron inoculadas con una dosis de SPUTNIK avizoró “entre un 70% y un 79% de eficacia”. “Y quien ya tuvo covid, con una sola dosis de cualquiera de las vacunas que estamos viendo, genera el mismo porcentaje de eficacia que una vacunada con dos dosis”.

 

En relación a cómo actúan las vacunas frente a las nuevas cepas del virus, aseguró que “la única variante que ha demostrado fehacientemente no ser cubierta por la vacunación es la de Sudáfrica, que aún no se detectó transmisión en la Argentina. La variante de Manaos o la de Reino Unido no aparentan afectar la eficacia de la vacunación, pero son datos muy recientes. No deja de ser preocupante la circulación de estas nuevas variantes”.  

 

Compartir