La Justicia rechazó planteo de una concesionaria que quería pagar menos por Ingresos Brutos

La concesionaria Don Car SA, que comercializa vehículos Volkswagen en el Chaco, impulsó una acción de amparo y una medida cautelar para no tener que abonar a la Administración Tributaria Provincial un monto de casi 17 millones de pesos en concepto de Impuesto a los Ingresos Brutos. La cautelar fue desestimada por la Sala Segunda de la Cámara Contenciosa que ahora deberá resolver la cuestión de fondo.

Una resolución de la Sala Segunda de la Cámara en lo Contencioso Administrativo rechazó una medida cautelar innovativa a través de la cual la firma concesionaria Don Car SA pretendía evitar el pago de un monto cercano a los 17 millones de pesos en concepto de Impuesto a los Ingresos Brutos por discrepar con el método de cálculo del tributo. El 16 de marzo pasado, la Administración Tributaria Provincial (ATP) intimó a la concesionaria de Volkswagen con un plazo de cinco días para cancelar la suma mencionada del tributo provincial que comprende los períodos que van de agosto de 2015 a julio de 2017.

La resolución, a la que tuvo acceso CHACODIAPORDIA.COM, fue dictada el 22 de marzo último, y lleva las firmas de los jueces Luis Martínez y Gloria Silvia, ambos de la Sala Segunda en lo Contencioso Administrativo.

El caso

La firma concesionaria basó su presentación judicial (una acción de amparo y una medida cautelar innovativa) por su discrepancia con la ATP en cuanto a la determinación de la alícuota de la base imponible del impuesto sobre los Ingresos Brutos en lo que respecta a la venta de vehículos nuevos en comisión. Así, sostiene que le corresponde calcularla en función de la diferencia entre el precio de venta (al público) y el de compra (al fabricante), tal como lo establece el Código Civil y Comercial, y no por el precio total de las ventas al público, como lo prescribe el Código Tributario provincial, argumentando que “la retribución de los concesionarios está constituida por una comisión y no por el precio total de venta de los artículos que se comercializan”.

Fundamentos

Entre sus fundamentos para rechazar la medida cautelar, los jueces consideraron que “(…) no concurriendo vicios en la competencia y en la forma, ni probándose la no concurrencia de un alto interés vinculado a poderes económicos del estado y percepciones de rentas, no resulta admisible la procedencia de la medida cautelar innovativa peticionada, debido a que, el fin perseguido en ella, se vincula con el interés público a los poderes económicos del estado y a las percepciones de rentas, donde se hace más exigible que la arbitrariedad sea gravísima y manifiesta (…)”.

En ese contexto, consignaron que no se hayan acreditado los requisitos que justifiquen el dictado de una medida cautelar que impida el cobro del Impuesto por parte de la ATP, teniendo en cuenta que además existe presunción de legitimidad de los actos de los poderes públicos.

Compartir