Camioneta baleada: Martínez denunció que ‘existía un sistema bromatológico clandestino en el Municipio’

El intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, al hacer referencia al atentado contra un vehículo municipal ocurrido este jueves en Villa Itatí, reveló la coincidencia que “existía hasta hace poco un circuito clandestino, donde comerciantes abonaban recursos a algunos funcionarios para mantener a los comercios dentro de ese empadronamiento y sin realizar los controles pertinentes''.

Ante la gravedad del incidente, que generó el repudio y la denuncia por este nuevo hecho de violencia que tiene como víctimas a empleados de la Dirección General de Bromatología de la Ciudad, durante la conferencia de prensa el jefe comunal efectuó declaraciones sobre una situación irregular interna que poco tiempo atrás fue desmontada.

Para Gustavo Martínez, este ataque podría estar relacionado a evitar la transparencia de las actividades comerciales debidamente habilitadas. “Lamentamos estos atentados que afectan la tranquilidad de los operarios de las distintas áreas de Inspecciones, quienes desarrollan sus tareas permanentes de control de la actividad comercial”, indicó.

“Tenemos protocolos de intervención, contamos con hojas de ruta para la fiscalización, se visitan los distintos comercios, industrias y, gracias a Dios, no hubo víctimas fatales en este incidente protagonizado por un motociclista, y a pesar de todo vamos a continuar con nuestro trabajo”, reflejó. Para el intendente capitalino, “esta actitud de amedrentamiento tiene la intención de evitar que se continúe transparentando una situación de muchos años”.

“Existía hasta hace poco un circuito clandestino donde comerciantes abonaban recursos para algunos funcionarios de carrera, que contaban con su sistema de empadronamiento privado y cobraban para mantener a los comercios dentro de ese empadronamiento y sin realizar los controles pertinentes, pero intervenimos en ese caso y cambiamos esa situación”, agregó.

Martínez reconoció que el 95% del personal municipal es honesto, “aunque hubo algunos que sufrieron amenazas mafiosas, incluso a sus familias, pero no permitimos ni permitiremos que sucedan más estos hechos, por lo menos en esta gestión”.

“Sabemos que hay cosas que no son simpáticas, pero estamos del lado de los vecinos, porque se trata de la salud, y también ratificamos nuestro apoyo al personal municipal. Les vamos a garantizar su seguridad y esperamos que la Justicia actúe hasta las últimas consecuencias, tenemos que terminar con este circuito mafioso”, puntualizó.

Compartir