Juicio por el femicidio de Angelina: “La defensa está generando dilaciones”

Lo dijo Juan Fernando Díaz, abogado del padre de Angelina Cáceres, al referirse al pedido de la defensa para ampliar la lista de testigos, durante la tercera jornada del juicio que se desarrolla por el femicidio de la niña de 13, desaparecida en diciembre de 2018 y hallada muerta un mes después con signos de abuso. Se juzga a Jorge Peralta, único imputado por el crimen de la joven.

Avanza el juicio por el femicidio de Angelina Cáceres, la niña de 13 años cuyo cuerpo hallaron en enero de 2019, luego de un mes de desaparecida, hecho por el que se juzga a Jorge Peralta como principal imputado en la causa.

Juan Fernando Díaz, abogado querellante por parte del padre de la niña, dialogó con CIUDAD TV tras la segunda jornada de testimoniales y observó la decisión de la defensa que pidió ampliar la lista de testigos, lo que consideró una estrategia “dilatoria” para el juicio.

“La defensa pidió que se amplíe la lista de testigos. A mi parecer, ese pedido de la defensa es dilatoria porque son testigos que la habrían visto a Angelina durante el proceso de búsqueda, pero después se rectificó que esa persona a la que habían visto no era ella”, consignó. “La defensa está generando dilaciones, dispendio jurídico innecesario para dilatar más la causa o tratar de generar dudas sobre la imputación que recae sobre Peralta, cuando las pruebas están bien claras, parece hasta que lo hubiesen filmado cuando cometió el hecho”, sostuvo.

Destacó de manera puntual el trabajo del Departamento de Delitos Tecnológicos de la Policía del Chaco. Ya que como se supo, la captación de la niña por parte del femicida Peralta fue a través de redes sociales.

“Hay declaraciones testimoniales que efectivamente confirman que Angelina, ese día que tenía culto, se había retirado antes. Coincidieron todos los horarios con la pericia técnica”, acentuó. Y añadió que la única “duda” surgida durante las testimoniales fue a partir de las declaraciones de una vecina que, si bien aseguraba “que Angelina le acompañó hasta a salida de la iglesia a eso de las 21 o 21,30, cuando la pericia técnica da que el hecho se cometió entre las 20,30 y 21”; durante a jornada del martes, aclaró que se trataba, para ella, “de una hora estimativa”.

“Creo que estos testimonios terminaron por confirmar todo lo que veníamos sosteniendo como querellantes”, acentuó. “Creo que nos estamos encaminando, al fin, a encontrar justicia en este caso”, expresó.

Anticipó que, de no planear la defensa algún otra “excepción dilatoria, como lo hizo ahora”, llegará la instancia de alegatos de las partes y, posteriormente, el dictado de sentencia.

 

Compartir