Premian hallazgo de Investigadores de la UNNE en estudio con veneno de yarará grande

Cuando una persona se corta o se lesiona, la primera defensa del organismo ante la pérdida de sangre, es a través de las plaquetas. Éstas son fragmentos de células que se activan, agregan y forman el trombo plaquetario (hemostasia primaria).

Luego se suman otros mecanismos como la hemostasia secundaria, con activación de factores de la coagulación, que conduce finalmente a la formación de un coágulo de fibrina que fortalece el tapón de plaquetas.

Sin embargo, en una lesión provocada por una mordedura de serpientes, el veneno tiene toxinas que inhiben procesos como el de agregación plaquetaria, favoreciendo el sangrado.

En ese sentido, un estudio realizado en el Laboratorio de Investigación en Proteínas (LabInPro), de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, y que a su vez integra el Instituto de Química Básica y Aplicada del Nordeste Argentino (“IQUIBA-NEA”, UNNE-CONICET), logró identificar la acción de esta enzima del veneno como responsable de inhibir la agregación plaquetaria inducida por colágeno.

Baltergina, es una metaloproteinasa de veneno de serpiente, que viene siendo estudiada hace muchos años por investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste.

Es una enzima con actividad hemorrágica que presenta diferentes dominios en su estructura. En este estudio se bloqueó uno de los dominios de la enzima, el catalítico, responsable de la actividad proteolítica (y hemorrágica), e igual la enzima demostró el efecto inhibitorio de la agregación plaquetaria.

“A pesar de estar inactiva la región catalítica, baltergina fue igualmente capaz de inhibir la agregación plaquetaria inducida por colágeno, siendo los dominios símil-desintegrina y rico en cisteínas responsables de su efecto inhibitorio” detallan los autores del estudio que obtuvo el Premio al Mejor Trabajo de Farmacología Experimental 2020, en la “LII Reunión Anual y Primer Congreso Virtual de la Asociación Argentina de Farmacología Experimental”.

La investigación fue realizada por el bioquímico Cristhian Cardozo, la Esp. María del Carmen Gauna, la Dra. Silvina Echeverría y la Dra. Claudia Carolina Gay.

Según destacan los investigadores, los resultados obtenidos constituyen un avance científico de carácter básico que sienta las bases para nuevas investigaciones respecto a la caracterización biológica de esta enzima y de sus efectos, pero también constituye una información de interés por la potencial aplicación farmacológica del efecto antiagregante plaquetario.

La Dra. Gay comentó al respecto, que las metaloproteinasas de venenos de serpientes (SVMPs), entre las cuales se encuentra baltergina, constituyen el 43,1% de los componentes del veneno de esta especie (B. alternatus), y de allí la relevancia de estudiar estas enzimas.

Recordó que desde la Universidad Nacional del Nordeste y en articulación con otras instituciones científicas (nacionales e internacionales), hace varios años se vienen realizando estudios de venenos de serpientes de impacto médico en el noreste argentino (yarará grande, yarará chica y cascabel).

Los resultados de las investigaciones aportan conocimiento sobre la fisiopatología del envenenamiento, así como también sobre la actividad biológica de sus toxinas aisladas con potencial aplicación farmacológica.

Compartir