Nuevo cargamento de pilas será clasificado y encapsulado en el Centro de Acopio de Resistencia

La Ciudad de Resistencia recibió este jueves un nuevo cargamento de pilas recolectado por la Fundación Expresarte, que fueron depositadas en el Centro de Acopio Municipal para luego avanzar con un proceso de clasificación y encapsulado de estos elementos peligrosos.

El subsecretario de Ambiente, Pablo Alegre, expresó que desde el Municipio se está trabajando en el confinamiento de este residuo peligroso, que se basa en un proyecto presentado por la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y que se encuentra siendo analizado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). “Las pilas son confinadas correctamente tras una clasificación, para luego ser depositadas en cápsulas de caños de PVC que contienen cal y bentonita que logran neutralizar la toxicidad del residuo para luego acopiarlo hasta la nueva etapa de este proceso”, explicó Alegre.

Advertisement

Aseveró que esta es la primera etapa de este proceso, por lo que no se trata de la disposición final de los residuos, sino un correcto acopio de los mismos. “Es por esto que le pedimos a los vecinos mucha responsabilidad para lograr recolectar la mayor cantidad de pilas doble A, triple A y botón, con el objetivo de avanzar con el correcto confinamiento y realizar un gran aporte para el cuidado del ambiente”, expresó el subsecretario.

Agradecimiento a los vecinos 

La titular de la fundación Expresarte y concejala de Resistencia, Katia Blanc, explicó que desde el inicio de este programa se lograron recolectar más de 6500 pilas, por lo que aseguró que “todavía queda un largo camino por recorrer”. “Quiero agradecer a las vecinas y los vecinos que diariamente trasladan este material peligroso a los distintos puntos de energía implementados por el Municipio”, aseguró la concejala.

Todas las pilas que se reciben son las doble A, triple A y botón que luego pasan a ser reciclados por el Municipio. Las mismas pueden ser depositadas en los distintos puntos de energía diseminados en la Ciudad, así como en clubes y comercios que se sumaron a esta iniciativa. “Todas las personas o comercios que quieran convertirse en punto de energía y quieren recibir el bidón contenedor especial de la Fundación Ecovuelta tienen que comunicarse por medio de las redes sociales de la fundación Expresarte o de la Subsecretaría de Ambiente del Municipio”, aclaró Blanc.

Tratamiento correcto y beneficioso para la comunidad 

Por su parte, Lían Ballesta, de la Dirección de Higiene Ambiental, manifestó que este era un trabajo que desde la Ciudad estaba pendiente y que se constituye en una labor fundamental, ya que las pilas se constituyen en un residuo altamente peligroso que provoca un inmenso daño al ambiente. “Estamos dándole un correcto tratamiento basándonos en un proyecto de la UNNE y que tiene como objetivo clasificar cada pila con respecto a su composición para luego proceder al correcto encapsulado”, agregó. Y para finalizar, el técnico ambiental municipal consideró que este es el mejor destino que se le puede dar a estos residuos hasta que pueda avanzar en un futuro con su correcta disposición final.

 

Advertisement
Compartir