Estacioneros sin expectativas de medidas de ayuda por parte del Estado

Desde la Cámara de Expendedores de GNC descreen que puedan generarse decisiones de fomento y cuidado como fueron los ATP. Además alertaron sobre la extensión de la doble indemnización y la prohibición de despidos.

Con el paso de los días y la demostración que la economía no repunta y las arcas del fisco están en “rojo”, tal cual lo admiten las autoridades del gobierno nacional, los estacioneros dijeron tener escasas esperanzas sobre la implementación de ayudas gubernamentales al sector ante el recrudecimiento de los contagios de la pandemia.

“Estamos ante una situación crítica sin ventas a nivel normal y no tenemos expectativas ante lo que consideramos acciones del gobierno por tapar problemas o postergarlos en virtud de los intereses electorales que se presentan este año”, advirtió Pedro González, vicepresidente de CEGNC y dirigente de CECHA a urtidores.com.ar.

Se lamentó además por el decreto que posterga nuevamente la prohibición de despidos y la doble indemnización para los empleados que sean desplazados de sus puestos de trabajo y si bien dijo que en su caso particular no tiene previsto reducciones de personal, hay otros colegas a los cuales se les está complicando el sostenimiento de planta ociosa.

“La solución no es la doble indemnización sino potenciar la generación de empleo genuino, estas medidas no sólo generan ciertos conflictos puertas adentro de las Estaciones de Servicio, sino que además no están orientadas a la búsqueda de una solución de fondo, que es sostener la masa salarial“, explicó González.

Comparó a la economía argentina con una casa de familia y dijo: “la vivienda se está viniendo abajo porque nunca le arreglamos los problemas estructurales que tiene, pero como va a venir gente a visitarnos, pintemos un poco la fachada así no se nota el estado en que se encuentra”, aseveró el estacionero.

“Con las resoluciones que el gobierno viene tomando y que comprometen a nuestro rubro nos estamos convenciendo de que efectivamente son parches que duran 30, 60 o 90 días, pero que únicamente dejan en las espaldas del expendedor particular, la responsabilidad de una crisis nacional de la cual las autoridades deberían también hacerse cargo”, comentó.

Finalmente asestó que “no podemos continuar sosteniendo la imprevisibilidad de los funcionarios que ya nos están dando a entender que no tendremos ningún tipo de sostenimiento estatal a través de ATP o de créditos y moratorias, porque tienen como prioridad seguir sosteniendo los planes sociales que finalmente le aseguran los votos”.

VIAsurtidores.com.ar
Compartir