Elecciones en EE.UU: Biden toma una estrecha ventaja en Georgia y se acerca más a la victoria

Joseph R. Biden Jr. se ha adelantado al presidente Donald Trump en Georgia, un estado con 16 votos electorales donde una victoria lo llevaría a 269, o dentro de un voto electoral de la presidencia. Si Biden ganara Georgia y luego se impusiera en Nevada o Arizona, ambos estados en los que lidera, o Pensilvania, donde el conteo continuo de boletas está borrando metódicamente la ventaja de Trump, se convertiría en el presidente electo.

Georgia es un estado de los Estados Unidos en el que un demócrata ganó por última vez en 1992, y donde Trump se impuso por más de 200.000 votos hace cuatro años, lo que representaría un cambio político significativo este año.

Pero este estado ha mostrado señales de tendencia azul, cuando Donald Trump derrotó a Hillary Clinton en 2016 y lo hizo por solo cinco puntos porcentuales, un margen mucho más delgado del que habían disfrutado los republicanos en las elecciones presidenciales anteriores.

Los candidatos habían estado encerrados prácticamente en un empate durante gran parte del jueves, cada uno de los cuales controlaba alrededor del 49,4 por ciento de los votos, pero Trump mantenía una ligera ventaja. Como las papeletas de voto ausente se contaron la madrugada del viernes, particularmente en el condado de Clayton, Biden salió adelante con 917 votos más.

El aumento tardío de Biden en el conteo de este año, gracias a su dominio en Atlanta, Savannah y los suburbios cada vez más amigables con los demócratas alrededor de ambos, transformó – lo que parecía ser un estado seguro de Trump en las primeras tabulaciones del martes – en una de las contiendas que más acerca al primero a la presidencia de la Nación.

Si bien el candidato demócrata fue impulsado por la alta participación entre los votantes negros en Atlanta, también sorprendió a algunos votantes blancos suburbanos en los condados moderados que rodean la ciudad.

En un mitin en Atlanta la semana pasada, Biden dijo: “Ganamos Georgia, ganamos todo”.

VIAnytimes.com
Compartir