Espionaje ilegal: el fiscal Stornelli no pagó la caución ni entregó sus pasaportes

El juez federal Alejo Ramos Padilla amplió la semana pasada el procesamiento del fiscal Carlos Stornelli por integrar una banda paraestatal dedicada al espionaje y la extorsión con el falso abogado Marcelo D'Alessio, entre otros.

En ese marco, le impuso que entregara sus pasaportes y pagara una caución de 10 millones de pesos, como garantía de que va a estar sujeto al proceso. El fiscal, que llegó a estar ocho meses en rebeldía ante la Justicia, aun no hizo caso a la orden del juez, pese a que se venció el plazo previsto. Ahora Ramos Padilla le concedió otros tres días para que lo haga.

En la causa por espionaje ilegal que se investiga en Dolores, la ampliación de los procesamientos dictada por el juez federal alcanzó también a D’Alessio, el periodista Daniel Santoro, Juan Ignacio Bidone, Rolando Barreiro y Pablo Pinamonti, imputándoles la pertenencia a una asociación ilícita. Todos ellos apelaron y Ramos Padilla les concedió la apelación a todos, de manera que en ese terreno las cosas pasan a la Cámara Federal de La Plata.

En ese marco, el magistrado consideró que las medidas de sujeción al proceso que impuso a Stornelli, quien se mantuvo en rebeldía el año pasado, protegido por el gobierno de Mauricio Macri, deben cumplirse mientras tanto, justamente para asegurar que esté a derecho. Por lo tanto, le advirtió al fiscal que ya pasó el plazo previsto y que en los próximos tres días debe entregar el pasaporte y cumplir con la caución. Si no tiene los diez millones de pesos requeridos, el juez detalló que puede recurrir a bienes a embargo o alternativas distintas.

Como informó Página/12, en defensa de Stornelli salió esta semana el fiscal de Cámara de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani. En un dictamen, sostuvo que Marcelo D’Alessio era un particular, no pertenecía a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y hacía investigaciones privadas, de manera que Stornelli no cometió ningún delito. Pettigiani sí admitió que D’Alessio y su grupo eran una red de extorsionadores, pero sostuvo que Stornelli tuvo una relación sólo ocasional y únicamente con el falso abogado. El juez, en su resolución de la semana pasada, afirmó lo contrario: que D’Alessio era parte de una organización paraestatal, con terminal en la AFI, y sirvió para armar causas contra los opositores al gobierno de Mauricio Macri, coaccionar, extorsionar y hasta planear la detención del ex marido de la actual pareja de Stornelli.

Desde el inicio del expediente, el fiscal Pettigiani viene jugando a favor de Comodoro Py y siempre estuvo en sintonía con Stornelli. En forma continua sostuvo que Ramos Padilla no tenía competencia porque la mayoría de los hechos investigados se produjeron en la Ciudad de Buenos Aires y por lo tanto la causa debía viajar a los tribunales de Retiro, donde obviamente Stornelli juega de local. En el escrito que elevó el lunes a la Cámara de Mar del Plata volvió a sostener lo mismo: que el juez es incompetente. Por ahora esa batalla la vino perdiendo, ante la Cámara Federal y la Cámara de Casación.

FuentePágina/12
Compartir