Carrió le pidió a Cambiemos que avale a Rafecas como nuevo procurador

En una jugada inesperada, Elisa Carrió y el bloque de diputados de la Coalición Cívica le pidieron al resto de las fuerzas que integran Cambiemos que avalen al candidato del gobierno nacional para la Procuración General de la Nación, el juez federal Daniel Rafecas.

Elisa Carrió

“Hoy en día es necesario un gesto institucional exento de especulaciones políticas, más en estos momentos de tanta desconfianza en la República y las instituciones. Ese gesto tiene que ser salir de las pequeñeces personales y prestar los dos tercios a la designación del Procurador General de la Nación propuesto por el Presidente de la Nación, Dr. Rafecas”, dice un documento de la conducción nacional y del bloque de diputados de la CC.

“En la historia se juega con nombre y apellido, como con la corrupción. A la Coalición Cívica no la va a atropellar la historia por mezquindades personales y especulación. Si no lo hacemos vamos al régimen de Maduro”, completa la nota.

Este último párrafo refiere a la posibilidad de que el kirchnerismo avance con una modificación de la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal para poder nombrar al procurador con una mayoría simple, lo que le permitiría al gobierno desplazar al interino Eduardo Casal.

Rafecas dio algunas señales de que no aceptaría el cargo que le ofreció Alberto Fernández si el kirchnerismo avanza con la idea de modificar la ley y designarlo con mayoría simple, un proyecto que impulsa Oscar Parrilli en el Senado.

A casi once meses de gobierno, Alberto no pudo avanzar con la designación de Rafecas porque el oficialismo quedó lejos de los dos tercios que necesita en el Senado y no pudo atraer ningún voto de la oposición, ni siquiera de los legisladores que no integran formalmente Cambiemos.

No hay forma de que el oficialismo pueda llegar a los dos tercios sin un acuerdo formal con el PRO o la UCR, que son las fuerzas de Cambiemos con representación en el Senado. La Coalición Cívica no tiene ningún senador propio, lo que implica que la jugada de Carrió fue pasarle la presión a sus aliados.

Carrió había denunciado a Rafecas en 2015 por haber desestimado rápidamente la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner. La presentación de la líder de la CC terminó con una mera sanción salarial en el Consejo de la Magistratura, luego de que el PRO le quitara el apoyo al embate del radicalismo. En ese momento el juez había beneficiado a Macri en la causa de los peajes. Un rumor del momento indicaba que la propia Lilita había pedido a los consejeros que frenen la acusación contra Rafecas.

FuenteLa Política On Line
Compartir