Cabañas y lodges concentran demanda turística en pandemia en la provincia de Misiones

Turistas locales y de otros distritos optan por estos sitios de esparcimiento. Desde el sector señalan que en la elección incide el mayor contacto con lo natural y la lejanía de las urbes. Esta modificación se dio en todos los ámbitos e indefectiblemente la realizó el sector turístico, uno de los más perjudicados por un parate sin precedentes.

La pandemia del coronavirus generó transformaciones profundas en todos los aspectos de la vida para adaptarse a un nuevo contexto en los que la higiene, la bioseguridad y la mayor distancia son necesarias para evitar el contagio de una enfermedad que continúa afectando al mundo.

De manera progresiva, a raíz de la situación epidemiológica, en Misiones regresó el turismo con la posibilidad de efectuar paseos únicamente dentro del territorio y para locales. En esta nueva normalidad para el rubro, cabañas y lodges ganaron terreno y son las más solicitadas por los visitantes para la estadía sobre los hoteles. El contacto directo con la naturaleza, la distancia con los grandes cascos urbanos y la menor circulación de gente son los principales motivos que figuran para realizar reservas en estos rubros.

En este sentido, en muchas de las cabañas hay reservas cubiertas hasta noviembre, y ya hay consultas para la próxima temporada de verano, sobre todo para enero de 2021. De todos los destinos turísticos con los que cuenta la tierra colorada, El Soberbio y Salto Encantado son los más solicitados y concurridos.

Según datos de la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (Amhbra), el 30% de la actividad hotelera en la provincia está operando, en cuyo porcentaje figura la apertura de cabañas y lodges. El valor es bajo, ya que muchos de los hoteles aún permanecen cerrados, mientras esperan el retorno del turismo nacional e internacional. Sin embargo, otras firmas, sobre todo en Iguazú, pusieron en marcha los protocolos de bioseguridad para adaptarse al nuevo contexto que requiere de cuidados mucho más extremos.

Primacía natural

Desde que se habilitó el turismo interno en la provincia a principios de julio, la selección de destinos y espacios con más contacto con la naturaleza fueron los más pedidos por los misioneros.

Al respecto Gustavo Alvarenga, titular de Amhbra, comentó a El Territorio que “hay un pequeño movimiento en el sector hotelero en la provincia, pero lo que más demanda tiene es el segmento de lodges y cabañas”.

En esta línea precisó que del 100% de la actividad hotelera de Misiones actualmente funciona el 30% que, en su mayoría, está compuesto por las cabañas y lodges. “Es un segmento que funciona muy bien, sobre todo en zonas con más naturaleza, como El Soberbio y la zona Centro”, señaló Alvarenga.

“Nuestra oferta se basa en el tránsito de personas, pero el coronavirus afecta a este segmento que se mueve e impactó de lleno en el turismo. Es un panorama muy complicado de manera general. Ya vemos que en Europa vuelve a afectar de nuevo. Pero, en medio de un contexto muy difícil, Misiones recupera un poco de actividad y se termina posicionando el destino natural que somos y ofrecemos”, reflexionó Alvarenga.

Demanda en crecimiento

Propietarios de cabañas y lodges califican como inusual la demanda que registran cada fin de semana, que es cuando está permitido el flujo turístico en la tierra colorada. Los mayores pedidos se ubican particularmente en la zona de los Saltos del Moconá y el Salto Encantado, en El Soberbio y la comuna homónima, respectivamente.

Misiones, con mayor movilidad turística del NEA

Según un informe de coyuntura de la Fundación Mediterránea, se destacó a Misiones como el distrito del NEA con menor caída en el movimiento turístico, a partir de la liberación de restricciones en cuanto a la movilidad de personas para realizar turismo interno dentro de cada provincia, después de cuatro meses del confinamiento obligatorio.

En el análisis de los datos, se destacó que entre julio y octubre tanto Misiones como Formosa son las provincias con menor número de contagios de Covid-19 en la región y el país, y que estos indicadores permitieron una pronta recuperación de la actividad.

En el caso de Misiones, con información relevada a octubre, se observó una merma interanual del 32% frente al mismo período del año pasado. En tanto que Chaco y Corrientes tuvieron una caída que llegó al 46% en un año. Por último, Formosa registró una baja en el movimiento turístico del 49% de un año al otro.

 

VIAelterritorio.com.ar
Compartir