Reclamo por la reapertura de salas de teatro: “Estamos en una situación de mucha incertidumbre”

Desde el Instituto Nacional del Teatro, su representante, Guillermo Elordi, habló de "días muy intensos" en cuanto a las novedades por el objetivo de "retomar un rubro parado". Tras ocho meses de paralización, bregan por la reapertura de "espacios en donde se cerró de un día para el otro la fuente laboral".

Tras la protesta virtual de artistas a nivel nacional, pidiendo por la reapertura de salas, bajo protocolos sanitarios por la pandemia, y luego de ocho meses de una actividad casi nula; desde el Instituto del Teatro, su representante, Guillermo Elordi, habló de “días muy intensos” en cuanto a las novedades por el objetivo de “retomar un rubro parado”.

Dijo que las realidades son diversas entre artistas de la Capital Federal y los de las provincias. “Es una industria muy importante a nivel nacional”, destacó y recalcó: “Estamos en una situación de mucha incertidumbre”.

Contó que, en abril, el Instituto Nacional del Teatro elaboró un plan que se llama Juan José (Pepe) Podestá, en honor de uno de los fundadores del teatro argentino, que tiene que ver con el apoyo a las Salas y a los grupos de teatro de todo el país. También, junto al apoyo del Ministerio de Cultura y Presidencia, decidieron aportes extraordinarios ya que no cuentan con un presupuesto abultado como el de cine.

“En Chaco tenemos nueve salas de teatro que reciben subsidios del Instituto Nacional. En San Bernardo, Charata, La Tigra, Sáenz Peña, Resistencia, espacios que no solamente son teatrales”, apuntó.  “Son espacios en donde se cerró de un día para el otro la fuente laboral”, afirmó y que cuando no están funcionando igual tienen que pagar las cuentas.

Más de dos millones de pesos para las salas de Chaco

Precisó que el Instituto lleva distribuidos en Chaco más de dos millones de pesos, entre salas y grupos. “Y, en este momento, en que la actividad está parada, también estamos construyendo dos salas nuevas: la de La Máscara y en la Fábrica Cultural de Tirol. Además, otro aporte extraordinario para la Sala 88, un espacio emblemático de nuestro teatro y cultura en Resistencia que, en febrero, antes de la pandemia, se incendió y también la estamos reconstruyendo”.

“Es una situación en la que no podemos festejar ni estar contentos, pero estamos muy ocupados en todo lo que tenga que ver con el apoyo a nuestros compañeros que están sin trabajar”, aseguró.

Compartir