Miraflores: repudiable episodio con un equipo de Salud cuando realizaba un operativo en paraje Techat

Nuevamente un sector de las Comunidades Originarias vuelve a ser colocada en el centro de la escena por actitudes agresivas ocurridas en la región del Impenetrable chaqueño. La directora de Zona Sanitaria, Dra. Paula Sartor, denunció que los sanitaristas ''fueron tenidos como rehenes y amenazados por integrantes de la Guardia Ambiental Washek''. Sin embargo, el juez Federal Miguel Aranda, desmintió la especie, "porque esto es Miraflores y ellos actúan en El Sauzalito”.

En las primeras horas de la noche de este jueves, el periodista Javier Insaurralde, informó que los hechos volvieron a ocurrir en el paraje El Techat, a varios kilómetros de la localidad de Miraflores, cuando un equipo del Ministerio de Salud, se trasladó en la mañana al lugar a realizar hisopados sobre posibles casos de COVID-19; un operativo que previamente había sido acordado con referentes de los lugareños.

En declaraciones a Pórtico de Noticias, el Dr. Dimas Albaretto comentó que “la denuncia la realizó la directora de Zona Sanitaria, Dra. Paula Sartor, en Juan José Castelli.

”Lo ocurrido es verdad, el hecho se desarrolló en la base de la guardia Ambiental Washek de Miraflores, ubicado en el paraje Techat II; hasta allí se traslado el equipo de Salud Pública – en tres camionetas – a realizar el trabajo de hisopados y prevención sobre posibles casos de COVID. Me comenta la responsable que antes habían pactado este operativo con los integrantes de la Guardia. A las 8:00 horas salieron hacia allá, los dejaron ingresar y luego cerraron los accesos los integrantes de la organización con palos en mano, cara tapada con pasamontañas. Comenzaron a amenazar a los trabajadores de Salud y a pedirle cosas que nada tenían que ver con el operativo”.

“Estuvieron retenidos más de dos horas en el lugar, no los dejaron trabajar y el equipo regresó al nosocomio de Miraflores cerca del mediodía e informaron de lo acontecido a la Dra. Sartor, quien habría realizado la denuncia”, finalizó Albaretto.

Estas declaraciones fueron corroboradas por la funcionaria que señaló al sitio digital de Canal 9 de Resistencia que, “el equipo de salud vivió una situación muy violenta por lo decidimos no volver a exponerlos a esta difícil situación”, contó. Al tiempo que agregó que, “realizaremos la correspondiente denuncia para dejar asentado el problema. Repudiamos ese tremendo problema y lamento decir que no fue el primer hecho de violencia que sufrimos por hacer nuestro trabajo”, aseguró la Dra. Paula Sartor.

Desmentida del juez Aranda

Entrada la noche, el juez juez federal subrogante de Sáenz Peña, Miguel Aranda, dialogó con Noticiero 9 y brindó detalles respecto al conflicto ocurrido en Miraflores entre personas de etnia Wichí y agentes de Salud, quienes se vieron impedidos por los primeros a realizar su trabajo en un paraje de la localidad mencionada.

“El grupo que retuvo a profesionales de la salud no responden a la Guardia Wasek”, sostuvo el magistrado desmintiendo aquella primera versión sobre los responsables del incidente. Adelantando que “no vamos a dar los nombres de los profesionales porque tienen cierto temor a represalias” contó.

Aclarando, además, que el origen del conflicto tendría otro cariz. Al respecto, el juez Federal sostuvo que, “hay un centro de aislamiento en la localidad de Miraflores. Y hay personas que quieren tomar ese centro porque quieren evacuar a una persona que se encuentra internada y aislada por ser positivo de Coronavirus”.
Agregando que, “parte de este conflicto, se exteriorizó con la retención de estos profesionales que fueron a hacer hisopados”, al paraje Techat.

Respecto al rumor que involucraba a miembros de la Guardia Wasek, Aranda aclaró que, “no es la guardia Wasek la involucrada, porque esto es Miraflores y ellos actúan en El Sauzalito. Los responsables fueron una agrupación de personas que no se corresponden con la Guardia. Es otro grupo de personas, y yo entiendo que habiendo retenido a personas, los privaron ilegítimamente de su libertad y tengo información que ya se informó al Ministerio de Salud”.

Finalmente, el Juez Federal Aranda cerró explicando que “todos los profesionales de Salud implicados pudieron recuperar su libertad luego de un tiempo y pudieron llegar a Miraflores, ya que el inconveniente fue en el pareja Techat”.