Agrotóxicos: confirmaron la prohibición de fumigar en Pergamino y zonas urbanas

La resolución de la Cámara Federal de Rosario le extendió la medida cautelar, que ya había sido notificada al municipio, a la Provincia de Buenos Aires al considerar que tienen facultades concurrentes en materia ambiental y sanitaria.

Fumigaciones. (Foto ilustrativa)

La Cámara Federal de Rosario confirmó la decisión judicial que el año pasado prohibió la fumigación terrestre y aérea en Pergamino y zonas urbanas y amplió la medida cautelar al gobierno de la Provincia de Buenos Aires. El fallo recogió parcialmente un planteo de la Municipalidad de esa localidad bonaerense, a quien se había dirigido en primer lugar la medida postulada por la Fiscalía Federal de San Nicolás, a cargo del fiscal Matías Di Lello, y dos querellas particulares.

La intervención del tribunal revisor se produjo tras un recurso de la intendencia pergaminense, que había cuestionado su competencia para el efectivo ejercicio de poder de policía ambiental por fuera de un radio de 600 metros. Como la medida cautelar dispuesta por el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo fijó un “límite restrictivo y de exclusión” de 1095 metros para aplicaciones terrestres y de 3 mil para las aéreas, el municipio apeló esa decisión.

La Cámara compartió ese punto del planteo. En ese sentido consideró que “al haber fijado [el fallo] límites que claramente exceden la competencia del municipio, tanto el Municipio como la provincia de Buenos Aires debieron ser los destinatarios de la medida impuesta por el juez a-quo [de primera instancia], en virtud de sus facultades concurrentes en lo que respecta al poder de policía en esta materia”. En ese sentido, también reparó en que “en materia de aplicaciones aéreas la única administración responsable es el estado de la provincia de Buenos Aires, a través de sus respectivos entes”. En consecuencia, los camaristas Aníbal Pineda y Fernando Barbará opinaron que también la provincia de Buenos Aires “debió ser sujeto pasivo de la misma ejecución cautelar”, lo que así resolvieron.

Por otra parte, el fallo de la Sala A también consideró acreditados los requisitos para el dictado de la medida cautelar -verosimilitud del derecho y peligro en la demora-. Tras un análisis de los elementos constitucionales, la legislación nacional, jurisprudencia y principios aplicables en materia ambiental, los magistrados también repasaron los elementos probatorios incorporados al proceso, que arrojaron que “la presencia de daño genético aumentado resulta de la exposición de las células a agentes contaminantes genotóxicos y puede asociarse al aumento en el riesgo de padecer efectos adversos en la salud. El daño detectado puede ser reversible, si se elimina o disminuye el agente que lo causa, y por lo tanto descenderá el riesgo a desarrollar enfermedades”.

Reducción de moléculas de sustancias plaguicidas

La resolución también valoró un informe elaborado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que dio cuenta de la reducción de moléculas de sustancias de plaguicidas en muestras de agua de Pergamino, tal como dio a conocer fiscales.gob.ar en agosto. El documento indicó que “la medida cautelar de restricción de aplicaciones a 1095 metros evitó que se aplicaran productos plaguicidas en las proximidades de las zonas de bombeo y extracción de agua”.

Compartir