El Gobierno nacional envía al Congreso dos proyecto de ley para impulsar la construcción

Con el objetivo de reactivar la actividad económica y generar empleo, el Gobierno busca liberar de carga tributaria a aquellos individuos que inviertan en el sector de la construcción.

Con el objetivo de reactivar la actividad económica y generar empleo, el Gobierno nacional enviará al Congreso dos proyectos de ley que establece beneficios tributarios para aquellos individuos que inviertan en el sector de la construcción, y que buscan favorecer el crédito hipotecario y generar puestos de trabajo en el rubro.

“Estos proyectos son fruto del diálogo entre el Gobierno Nacional, el sector privado, los sindicatos y legisladores. Agradeceremos el acompañamiento del Congreso de la Nación en estas iniciativas que contribuirán a una economía más pujante”, sostuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en su cuenta de twitter.

La iniciativa apunta a:

  • Incentivar la reactivación económica enfocada en la actividad de la construcción, generadora de puestos de trabajo
  • Movilizar ahorros hacia actividades de construcción
  • Promover el rol del mercado de capitales para aplicar ahorro privado al financiamiento de la construcción
  • Canalizar financiamiento para inversiones que movilicen la actividad económica

En primer lugar, el proyecto implica la exención durante dos años del pago del Impuesto a los Bienes Personales para aquellas entidades que realicen inversiones destinadas a la construcción de nuevos inmuebles. Al mismo tiempo, se les otorgaría un crédito fiscal para computar contra dicho tributo, equivalente al 1% del desembolso efectuado.

Además, también propone el diferimiento de los pagos por el Impuesto a las Ganancias y el Impuesto sobre Transferencia de Inmuebles hasta al momento de percibir los ingresos por la inversión, adecuando el monto imponible a su evolución en términos reales.

Adicionalmente, el comunicado oficial del Gobierno aseguró que, a quienes declaren voluntariamente activos en moneda nacional o extranjera y los destinen a obras nuevas en el marco de la ley, se les cobrará un único impuesto (con alícuota creciente en el tiempo) y se les otorgará un “bloqueo fiscal” respecto a la eventual omisión de impuestos nacionales sobre esos fondos.

Con esta iniciativa, el Poder Ejecutivo busca que el ahorro se canalice en inversión productiva. “Estos proyectos son fruto del diálogo entre el Gobierno Nacional, el sector privado, los sindicatos, legisladoras y legisladores. Agradeceremos el acompañamiento del Congreso de la Nación en estas iniciativas que contribuirán a una economía más pujante”, sostuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en su cuenta de twitter.

En paralelo, se mandó un segundo proyecto de ley que busca atender el déficit habitacional, facilitando el acceso al crédito hipotecario y protegiendo a los propietarios e inversores ante descalces entre salarios e inflación.

 

VIAambito.com
Compartir