Vacunas, en marzo: “La sensación es que es prematuro, aunque uno desee que no”, afirmó Illiovich

El ministro de Salud de la Nación aseguró que las vacunas contra el covid 19, se aplicarían masivamente desde marzo. Da la sensación, sin estar vinculado estrictamente al proceso de elaboración, que es medio prematuro lo que se afirma”, dijo el infectólogo Ernesto Illiovich, aunque bregó porque así ocurra.

El infectólogo, Ernesto Illiovich, se refirió a las declaraciones del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien aseguró, en declaraciones públicas, que en marzo se podrá contar de forma masiva con una vacuna contra el coronavirus. Para el profesional, lo primero es establecer que la vacuna sea “realmente inmunogénica, útil”. “Estamos hablando de un virus muy especial, muy cambiante en cuanto a segundas y terceras olas que existen en el mundo. No sabemos bien la inmonogesidad que tiene el mismo virus en cuanto a una persona que se infectó luego tiene inmunidad para no volverlo a contraer o el riesgo es el mismo”, manifestó.

“Ojalá, yo deseo que lo que dijo el Ministro sea real y alguno de los 6 u 8 proyectos en marcha de vacunas sean realmente útiles y podamos usarla masivamente”, apuntó.

Indicó que solo las estadísticas de Europa, lo que viene ocurriendo en torno a la pandemia en Turquía, Yugoslavia y también en Latinoamérica, “apuran a definiciones que no son las que habitualmente se toman en materia de seguridad y flexibilidad de la vacuna, con respecto al resto de los medicamentos”. Dijo que hay una serie de medicamentos en el campo de la investigación, “ninguno de ellos comprobado”. “Ojalá las vacunas sean efectivas. es prematuro, pero uno desea fervorosamente que lo prematuro sea real”, expreso.

En relación a la investigación en el ámbito nacional para la producción de vacunas, indicó que son trabajos colaborativos entre laboratorios privados, de compañías farmacéuticas, con autoridades sanitarias, “que buscan desesperadamente avanzar con este tema”. “Da la sensación, sin estar vinculado estrictamente al proceso de elaboración, que es medio prematuro lo que se afirma; pero ojalá sea realmente útil”.

Para dimensionar la cuestión de los tiempos naturales para la creación, aseguró que “una vacuna tiene que dar seguridad a quienes se la aplican, no tener efectos adversos y, a su vez mencionó que “aplicación de una vacuna, genere un mecanismo seguro y de protección”.

“La sensación, siendo infectólogo, es que es prematuro, aunque uno desee que no”, concluyó al respecto de las declaraciones de Gonzáles García.

 

 

Compartir