La sequía histórica golpea con dureza el interior formoseño

Es desesperante la situación que viven los pequeños productores y las familias campesinas de la zona de Laguna Yema como consecuencia de la prolongada sequía, de la falta de pastura para su hacienda y de la mortandad del ganado que es el sustento de sus economías. A esto se suma que el Canal de Laguna Yema, se encuentra totalmente seco y no encuentran respuestas ante los reiterados pedidos presentados a las autoridades municipales del lugar.

El Canal de Laguna Yema está seco y las familias campesinas registran la muerte diaria de su hacienda.

En diálogo con La Mañana, Teófila Palma, productora ganadera, hija de lugareños y docente jubilada se refirió a este “desolador panorama”. Narró que “esta semana el canal se quedó completamente seco. Yo vivo a la vera del canal donde tengo mi campo a unos 55 km de Yema hacia el Este y el agua no ha llegado, está completamente seco así que estamos viendo la posibilidad de hacer perforaciones”.

Generalmente, las familias campesinas que se encuentran a la vera del Canal de Laguna Yema se abastecían de agua de ese curso para el uso de los animales, para los domicilios (limpieza) e incluso, potabilizándola, para el consumo humano pero “ahora no hay. Lo triste también es que hay algunos que levantan ‘medialunas’, retienen agua afectando al resto, a muchísimas personas y eso ya provocó inconvenientes, hubo pleitos, denuncias y personas detenidas pero, más allá de ello, el tema es que no hay solución a la provisión de agua”.

Asimismo Palma recordó que “cuando el Canal tuvo agua, estaba colmatado por falta de mantenimiento y hoy vemos todo el sedimento abajo”. Los campesinos de la zona también comentaron a La Mañana que hay dos casos puntuales de establecimientos productivos que “están reteniendo el agua con ‘medialunas’.

En otro tramo de la entrevista con Teófila Palma, ejemplificó que en su parcela, el viernes “ya no teníamos más agua, bombeamos con un motor Honda y chupamos el último poco de agua que había, medio tanque de combustible del motor porque el resto ya era barro. Ahora está seco y lo que sacamos quedó en depósitos de agua. Eso alcanzará para una semana y ahora tengo que pensar en hacer perforaciones”.

“De continuar la sequía y la mortandad vamos a quedarnos sin nada”

Desde el mes de setiembre los productores de Pozo del Mortero y zonas aledañas vienen presentando notas al intendente de Laguna Yema planteando la difícil situación por la que atraviesan por la histórica sequía, solicitando ayuda pero, hasta el momento, según indicaron no tuvieron respuestas.

En diálogo con La Mañana comentaron que “no sabemos qué pasará si continúa la sequía porque nuestros animales (vacunos y caprinos) ya no tienen fuerzas, especialmente las vacas. Cuando vamos a la mañana están echadas junto al canal, a la media mañana se levantan y van hasta el corral y siguen echadas y a los dos o tres horas se paran, dan una vueltita y vuelven a echarse. No tienen fuerzas para desplazarse a otro lugar para buscar alimento. Además no hay pasto, no hay agua y si esto sigue así, vamos a quedarnos sin nada; prácticamente, todos los días muere una vaca. Esto es muy triste y desesperante”, reconocieron.

En las notas habían solicitado al intendente Luis “Popo” Corbalán agua y forraje para los animales. “El camión hizo algunos viajes llevando agua pero solo a cuatro o cinco productores nada más” y en lo que hace al pedido de rollos de pasto, “nos prometió para 13 personas. Eso fue hace unos 20 días pero tampoco cumplió pero sabemos que los rollos están y a nosotros nos dice que no tiene cómo hacer llegar hasta Mortero porque no tiene movilidad para hacerlo”, aseguraron.

“Los animales están debilitados, algunos los llevan a beber al río Bermejo y mueren en el mismo lugar. En Mortero las vacas comen cardos y los cabritos y cerditos se mueren porque las madres abortan por debilidad”, describieron con pesar.

VIAlamaanaonline-lkb.com.ar
Compartir