En el peor momento de la pandemia se realizó una nueva marcha opositora

El #12O fue convocado a través de las redes sociales, con la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como sus principales impulsores. Pasadas las 16, en el Obelisco comenzó a concentrarse la principal movilización de una nueva marcha opositora. Hubo una contramarcha en la residencia de Olivos y también en el domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Al igual que las numerosas movilizaciones realizadas en los últimos meses en el marco de la pandemia de Covid-19, el#12O fue convocado por las redes sociales, con la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como una de las caras principales y nuevamente bajo la consigna “Por la libertad”.

El epicentro de la movilización fue el Obelisco, aunque se lanzaron convocatorias para distintos puntos de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa y Chubut, entre otras.

Si bien las consignas en redes sociales subrayan la “independencia” de la convocatoria, la presidenta de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, publicó un video en sus redes sociales en el que incita a sus seguidores a que asistan a la marcha: “el 12 de octubre voy con mi bandera y mi auto por nuestra libertad y nuestra república, ¿vamos?”, arengó.

Otros referentes, como Lilita Carrió, prefirieron despegarse de la iniciativa. “No convoco a la marcha, cada uno según su conciencia. El que se radicalice está jugando en contra de la Argentina, ya sea por derecha o por izquierda”, dijo este domingo.

Uno de los manifestantes aprovechó la presencia de las cámaras para mostrar su careta de gorila. “Quiero que me digan que soy gorila. Porque estoy orgulloso. Ser gorila es estar a favor de la justicia, de los derechos humanos. Eso es ser gorila. No ser ladrón, no ser corrupto, no ser coimero. Vivo en Palermo, pago mis impuestos, no me puedo ir del país porque estamos encerrados, acuarentenados de por vida. Basta Ya”, gritó el hombre a las cámaras de televisión.

“Queremos que los médicos digan la verdad. Esta cuarentena no sirvió para nada, solo para empobrecernos y estar peor que antes. Hay gente que se curó con un antigripal. Yo tengo el negocio fundido por esta gente”, dijo una de las manifestantes.

También se manifiestaron sectores anticuarentena en apoyo al Presidente

Militantes y dirigentes del partido del Trabajo y la Equidad (ParTE), Espacio político AIRES Caba y distintos sectores políticos, sindicales y sociales de las localidades de Hurlingam, Malvinas Argentinas y la Matanza, se autoconvocaron nuevamente este lunes por la tarde en la puerta de la residencia de Olivos para manifestar su apoyo al Presidente Alberto Fernández y al gobierno nacional.

“En la Argentina conviven culturas que forjaron nuestra identidad y nos enriquece”
“Si los opositores quieren “protestar”, lo pueden hacer en Plaza de Mayo o el Obelisco. Como siempre se hizo”. “No entendemos la nueva modalidad de protestar en el domicilio particular del Presidente”, aseguraron.

En ese sentido, los dirigentes presentes adelantaron que “vamos a venir cuantas veces sea necesario para evitar estas protestas en Olivos” y añadieron: “Nosotros nunca hicimos una protesta en el domicilio particular de ninguno de nuestros adversarios”.

“Venimos a brindar nuestro apoyo al presidente Alberto Fernández y al gobierno nacional. Desde aquí convocamos a todos los argentinos que queremos que a este Presidente y al gobierno le vaya bien, a estar unidos para poner la Argentina de pie. Por más que a un sector minoritario no le guste”, afirmaron.

“Somos muchos más millones de argentinos los que estamos preocupados por la evolución de la pandemia y su impacto en la salud y la economía diaria. Tenemos algo muy claro: no son nuestros adversarios los que van a resolver los problemas. Ellos ya tuvieron su oportunidad y fracasaron”, concluyeron los dirigentes y militantes que se hicieron presentes en Olivos.

Las tensiones entre ambos grupos terminaron con un breve enfrentamiento que incluyó empujones y roturas de pancartas. Finalmente, intervino la Policía y logró que los manifestantes quedaran separados en distintas veredas.