Los graves efectos de la pandemia en el mercado laboral

El 23 de septiembre, el INDEC publicó el informe al segundo semestre de este año del Mercado Laboral donde se presentan los principales indicadores del mercado de trabajo, que permiten hacer un seguimiento de la evolución de las tasas de actividad, empleo, desocupación y subocupación, información que se obtiene a través de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

En un agudo análisis de la situación, el contador Cristian Ocampo* señala en un informe acercado a este medio que, “al ser una muestra que abarca a 31 aglomerados urbanos, se puede proyectar los resultados a todo el país. En la provincia del Chaco solo se recaban datos de un solo aglomerado que es el Gran Resistencia.

Dentro de los principales resultados obtenidos, al segundo trimestre de 2020 la tasa de actividad se ubicó en 38,4%, la tasa de empleo en 33,4% y la tasa de desocupación en 13,1%.

La tasa de actividad que mide el nivel de empleo de un país, se calcula con el cociente entre la Población Económicamente Activa, respecto de la población total encuestada. Esta con relación al primer trimestre de 2020, exhibe una disminución de 8,7 puntos porcentuales (p.p.), al pasar de 47,1% a 38,4%. La tasa de actividad muestra una brusca disminución después de mantenerse casi en los mismos valores los anteriores 4 trimestres, donde se mantuvo en niveles cercanos al 47,5%.

Otra de las variables que se rescatan del informe es la Tasa de Empleo, la cual en el marco de la crisis provocada por el COVID-19, sufrió el principal impacto sobre el mercado laboral. Esta tasa mide la proporción de personas ocupadas con relación a la población total de la EPH. El segundo trimestre de 2020 mostró una caída de 8,8 puntos porcentuales (p.p.) frente al primer trimestre del mismo año y de 9,2 p.p. en relación con el segundo trimestre de 2019, impulsada por la menor proporción de personas que pudo trabajar.

Además debido a las medidas interpuestas por el Gobierno Nacional respecto del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, aumentaron considerablemente la cantidad de personas que realizaron “Home Office”, las que en el primer trimestre representaban el 6,5%, en el segundo trimestre representaron un 22% de las personas empleadas.

La tasa de desocupación en la mitad del año 2020 alcanzó el 13,1% y mostró un aumento de 2,7 p.p. frente al primer trimestre y de 2,5 p.p. con relación al segundo trimestre del año anterior. Esta tasa mide la proporción de desocupados respecto a la POBLACION ECONOMICAMENTE ACTIVA (PEA). El incremento de la tasa se vio influenciado tanto por el aumento del número de personas que no pudo trabajar – aunque buscó activamente -, como por la reducción de la población económicamente activa total.

Un punto importante de resaltar es que no se observa un incremento en la tasa de desocupación en la misma proporción que el de la caída de la tasa de empleo. Esto se explica desde el punto de vista metodológico del cálculo de estas variables. Ya que, para el INDEC, las personas que están desocupadas, pero no buscaron activamente trabajo, no son consideradas desocupadas sino que forman parte de la Población Económicamente Inactiva (PEI).

Del total de la PEI, los inactivos marginales –quienes no buscaron empleo, pero estaban disponibles para trabajar– alcanzaron el 4,6%, mientras que en el mismo trimestre del año anterior este grupo fue del 0,7%.

Este punto habrá que seguirlo con mucha atención, puesto que, si estas personas hubiesen seguido buscando empleo, hoy serian considerados desocupados, y si analizáramos la relación de empleo con los ocupados al II trimestre 2020, con la PEA del anterior trimestre, la desocupación habría alcanzado el 22% en el país, superando aquel fatídico 18% de los años 2002 donde el país colapso en una crisis social que nadie olvida.

Poniendo el foco del análisis específicamente en el Gran Resistencia, que es el único aglomerado de nuestra provincia encuestado para el informe, la tasa de actividad fue de 38,7%, lo que representó una caída de 7,8 p.p. respecto al primer trimestre del 2020, donde la tasa fue de 46,5.

La tasa de empleo para el segundo semestre fue de 36,4%, 5,6 p.p menos que el 42% de los primeros tres meses de este 2020.

Por otra parte, un dato que llama mucho la atención del informe elaborado por el INDEC, es la mejora de la tasa de desocupación, pasando del 9,8% en el primer trimestre a un 6,1% en el segundo, lo que representa que unas 9 mil personas en este trimestre consiguieron empleo respecto al período anterior.

En la Región Nordeste, conformada por el Gran Resistencia con los aglomerados de Posadas, Corrientes y Formosa, en términos generales, solo el aglomerado perteneciente a la capital de la provincia de Misiones presenta índices superiores a los de nuestra provincia.

En conclusión, los efectos provocados por la crisis sanitaria que atraviesa todo el país son muy preocupantes para el mercado laboral. Crisis sanitaria, que con el cierre ya del tercer trimestre del año se sigue expandiendo, sin vislumbrarse importantes reactivaciones de los distintos sectores de la economía. Por lo que se puede estimar que los índices analizados sigan desmejorando en todo el país, con todo lo que eso representa para las duras realidades que viven cada chaqueño y cada argentino”.

* Ex ministro de Economía de la Provincia del Chaco

Compartir