Roland Garros: Schwartzman se hizo gigante, está en semifinales y será top 10

Diego Schwartzman concretó un triunfo antológico y se metió en las semifinales de Roland Garros tras derrotar 7-6 (1), 5-7, 6-7 (6), 7-6 (5) y 6-2 a Dominic Thiem, el número tres del mundo, en una batalla de tintes épicos que se extendió por cinco horas y ocho minutos en el estadio Philippe Chatrier.

Diego Schwartzman.

En el primer parcial, el Peque logró prolongar su excelente andar en el certamen, donde no perdió todavía ningún set, y se lo quedó por 7-6 (1) gracias a una excelente tarea en el tie break. Con un quiebre por lado en el parcial, el argentino pudo resistir el poderío en el saque de su rival (4 aces contra ninguno) y no dejó que algunas discusiones con la jueza del partido lo desconcentren.

La historia pintaba bien en el segundo set para que el argentino consiguiera una diferencia considerable, pero una volea que le quedó clavada en la red cuando estaban igualados 4-4 lo sacó de partido. “Sigo pensado en eso”, exclamó al aire el Peque, en referencia a aquel punto, mientras iba decayendo en su juego. El austríaco tomo posesión del desarrollo del juego y se llevó el parcial por 7-5.

Evidentenmente, la lucha de Schwartzman no es sólo contra Thiem sino también contra sus propios demonios. Sus exclamaciones contra su rincón son interminables y vienen acompañadas de profundos bajones en su juego. “Dejen de decirme ‘vamos’, diganme algo. Estoy desquiciado ya”, le espeta el porteño a su tribuna.

Así, lo de Thiem, más calmo pero igual de irregular, no llega a ser superior. En consecuencia, el partido es muy parejo y en el tercer set la definición tuvo que ser nuevamente en el tie break. Contra las cuerdas varias veces, el Peque levantó un par de puntos para set del austríaco, pero finalmente cayó por 7-6 (6) en el tercero.

Schwartzman, sin embargo, se mantuvo firme de cabeza y supo aprovechar las oportunidades para forzar un quinto set en un partido de tintes épicos: ganó el cuarto por 7-6 (5) y mantuvo la ilusión intacta de acceder a las semifinales.

El historial entre ambos indica que Thiem se impuso en seis de los ocho enfrentamientos que tuvieron, con éxito reciente para el austríaco en su último cruce, en enero de este año por la Copa ATP en Sídney, Australia, por 6-3 y 7-6 (3). En arcilla se encontraron en cuatro ocasiones, con récord favorable para el de 1,85 metro por 4-1. La última victoria del Peque, de 1,70 metro, fue en 2019 en el Abierto de Buenos Aires, por 2-6, 6-4 y 7-6 (5).

En el Grand Slam parisino, Schwartzman viene de eliminar al italiano Lorenzo Sonego (46º) por un contundente 6-1, 6-3 y 6-4. Thiem, por su parte, tuvo que trabajar para dejar en el camino al local Hugo Gaston (239º) por 6-4, 6-4, 5-7, 3-6 y 6-3.

VIApagina12.com.ar
Compartir