Fiesta clandestina: el Municipio clausuró el resto bar que funciona en Casa de las Culturas

El subsecretario de Tránsito del Municipio de Resistencia, Matías Breard, se refirió en CIUDAD TV a la clausura del resto bar rotisería "La Petitte Patisserie", ubicado en la Casa de las Culturas, donde en la madrugada del domingo se llevó a cabo una fiesta clandestina en medio de las restricciones dispuestas en el marco de la pandemia.

El operativo del Municipio se dio en horas del mediodía “ante reiteradas denuncias que viene recibiendo este local comercial, teniendo en cuenta que no se ajustaba a los horarios de cierre, a la cantidad de personas que podían recibir, a las medidas de seguridad. Y, este último fin de semana, también fue noticia teniendo en cuenta que, a través de una denuncia y un llamado por parte de la policía, la Dirección de Ruidos Molestos fue alertada y nos pidieron la colaboración y participación en el operativo para desalojar el lugar, pasadas as 2AM, horario como tope permitido para ejercer actividad comercial”.

Dijo que ante reiteradas situaciones, a las que sumó cuestiones administrativas a las que “no se ajusta y de conducta que tiene que ver con el aislamiento social, preventivo, y la fase en la que nos encontramos, se dio actuar de esta manera”.

Precisó que, en principio, hasta que los propietarios se acerquen al Juzgado de Faltas donde se los notificará de la condición por la cual fue clausurado el local. “Si es necesario cumplir con requisitos administrativos, los mismos deberán cumplimentar la falta por la cual se lo sancionó. Obviamente, pagar la multa que sea considerada. Y, posteriormente a la verificación pro parte del municipio podrá seguir ejerciendo su actividad comercial con normalidad”.

Recalcó el funcionario que son muchos los comerciantes que viene cumpliendo con la normativa vigente. “A causa de unos vivos es que nos encontramos en esta situación que es alarmante. Hoy se dieron a conocer parámetros a través del Ministerio de Salud, que las personas que transportan el virus son de entre 20 y 40 años, y son las que encontramos en las fiestas que se viene realizando de manera clandestina.

Compartir