Una niña resultó herida por postazos de goma policiales en Charata

Sucedió en el barrio Alcorta. Un policía que intervino en una riña entre vecinos, que luego derivó en ataques hacia los uniformados, disparó postas de goma directamente hacia el cuerpo de las personas que se encontraban en el lugar. Fue allí que una niña de 12 años recibió tres postazos de goma: dos en la cabeza y uno en la frente. Abrieron un sumario contra el autor de los disparos. El jefe de la Comisaría Primera, Marcelo Barreto, recordó que las armas no letales se usan para disuadir “y no para agredir directamente a las personas”.

Foto: Movilero

Días pasados un procedimiento policial por incidentes entre vecinos del Barrio Alcorta nalizó con una menor de edad gravemente herida. Una mujer mantuvo un enfrentamiento con dos vecinos quienes tras una discusión la agredieron físicamente según manifestó.

Seguidamente tomaron intervención efectivos de Comisaría Primera y luego de un cruce de palabras con la mujer agredida y sus familiares, uno de los uniformados habría efectuado disparos antitumultos contra este grupo de personas. Una niña de 12 años fue alcanzada por estas postas de goma: recibió dos disparos en la cabeza y uno en la frente.

Afortunadamente la menor se encuentra fuera de peligro pero a varios días de sucedido el hecho le quedaron secuelas principalmente en uno de sus oídos.

Leticia Juarez, tía de la nena que fue herida, brindó su testimonio y dio a conocer como habrían sucedido los hechos. “Entre las 1 o 2 de la mañana mi sobrina me golpea la puerta y me avisa que a su mama le estaban pegando. Voy a la pieza del fondo donde se encontraban dos menores alquilando porque luego se retiraron. Estaban haciendo disturbios, el comentario era que ellos venían teniendo problemas con otros chicos. Ellos empezaron a tirar ladrillos y botellazos, eso la despierta a ella, se levanta, le reclama a los chicos, estos estaban tomados y empezaron a insultarla. Ellos se van a donde estaban alquilando, ella los sigue, se agarra con uno de los chicos y la meten en la pieza que ellos alquilan, empezaron los forcejeos, le cierran la puerta y ahí aprovechan para golpearla”, sostuvo.

Y agregó: “En eso llamamos a la Policía, llega el móvil desde la Primera a los 8 o 10 minutos con dos policías, uno se baja y uno queda. Les explicamos lo que pasó y el policía entra a hablar con el dueño de la pieza. Ahi nosotros nos enojamos porque el policía había hablado 5 minutos con ellos, vemos que dos personas se escapan por la parte de atrás de la ventana y se van a un descampado, eran los que le pegaron a ella”.

Ademas, Leticia cuestionó el accionar policial: “Quedaron dos chicas y este policía en vez de atenderla a ella primero que estaba golpeada, llevarla al médico y hacer la denuncia como corresponde, la custodian a las dos chicas que quedan, ellas cargaron un bolso, sacaron una moto para que nadie les haga nada hasta que salieron del barrio. A una cuadra de la casa nosotros comenzamos a reclamar eso y a pedirle por qué no la llevan a ella al médico. La discusión va y viene con ellos, piden otro móvil de la segunda en el cual habrán venido cuatro policías, se bajan dos, uno de ellos armados y una mujer policía”.

“La policía la agrede a ella, no sabemos por qué, nadie estaba queriendo pegarle a ellos. Le tuerce el brazo, le rajuño todo el brazo. Yo le pedí que la suelte porque no le estaba haciendo nada, uno de los policías también. Un móvil había quedado sobre la Leandro Alem y después el móvil de la Primera donde el policía de arriba estaba armado. Entonces hace un giro como para salir a la Mariano Castex y en ese momento el  que estaba volante le dice que dispare. Sale así como aclarando y empieza a disparar. Mi sobrina estaba en la casa de la esquina y fue alcanzada por tres disparos, dos en la cabeza y uno en la frente. Y mi hijo siete, en la pierna, el costado y los brazos”, detalló.

Disparos hacia las personas

Por su parte, el Comisario Inspector Marcelo Barreto, Jefe de Comisaría Primera de Charata, dio a conocer detalles de dicho procedimiento y manifestó que estos ciudadanos en primera instancia habrían atacado a los efectivos y los móviles policiales.

Igualmente sostuvo que los disparos con escopetas antitumultos deben efectuarse “para para disuadir, no para agredir directamente a la persona” y anticipó que se inició un expediente administrativo con intervención del Jefe de Policía para determinar responsabilidades.

“Recibimos un llamado al 911 donde una mujer solicitaba presencia policial en el barrio Quinta Alcorta. En principio la División 911 informa al móvil de la Comisaría Primera que se encontraba en circulación. El personal acude al lugar en virtud a que en principio se trataría nada más que de un problema vecinal. Una vez en el lugar el personal se encuentra con otro panorama, había varias personas, se acerca una mujer y manifiesta el problema que tenía con un par de vecinos donde inclusive hubo un altercado entre esta mujer y dos vecinos que la habían agredido”, comentó.

“En circunstancias que personal realizaba las averiguaciones de las personas que agredieron a esta mujer, estos masculinos se dieron a la fuga. Esto alteró a la damnificada, se agregaron algunos vecinos y familiares quienes impidieron la salida del móvil que se iba a retirar del lugar. Cuando se hacen presentes dos móviles más en apoyo, un grupo de personas atenta contra el personal que estaba allí, impidiendo que salga el móvil. Una vez que el móvil logra salir del lugar con la intervención ya de una mayor cantidad de personal porque acudieron efectivos que se encontraban en recorrida de la División 911, logran sacar el vehículo ante el ataque de ladrillos y otros elementos que eran arrojados por un grupo de personas que se juntaron en ese lugar. Se retira el personal, pasada una hora se acerca a la Comisaría una señora con su hija de 12 años y manifiesta que la menor tenía una lesión en el rostro, en la parte de la frente y la cabeza”, indicó.

“No está determinada la cantidad de disparos que hubo. Viendo la situación, nosotros tenemos escopetas antitumultos que sirven para disuadir, no para agredir directamente a la persona. Son para utilizarlo en estos casos donde el número de personas es mayor al personal que actúa en el lugar. En todas las situaciones que hay denuncias contra el personal policial iniciamos automáticamente un expediente administrativo en la que se investiga de manera interna la responsabilidad que pudiera caer en el Policía o para determinar directamente como fue el procedimiento”, sostuvo.

Compartir