Barranqueras: destinan cosecha de hortalizas de la Huerta Municipal a merendero y comedor infantil

En el marco de las múltiples intervenciones que se vienen llevando adelante, la Municipalidad de Barranqueras, conducida por la intendente Magda Ayala, a través de la Secretaría de Desarrollo Social se llevó adelante la cosecha de diversas hortalizas que fueron cultivadas en la Huerta Municipal. Las que fueron destinadas a instituciones de la ciudad portuaria.

En esta oportunidad, el merendero “8 de Julio” y el comedor infantil “La Lomita” fueron las beneficiadas, aunque hay que remarcar que la comuna viene asistiendo a todas las instituciones solidarias de la ciudad. “Desde el primer día asumimos el compromiso de construir una Barranqueras sustentable y solidaria”, afirmó la jefa comunal.

A su turno, la secretaria de Desarrollo Social de la comuna portuaria, Viviana Ayala, destacó el accionar y compromiso de esta gestión conducida por la intendente Magda Ayala con todas las instituciones de Barranqueras.

“Nuevamente tenemos la oportunidad de estar haciendo entrega de donaciones de hortalizas de producción local. Esta es la tercera entrega que se hace en calidad de aporte a los comedores que están funcionando en nuestra localidad, donde sabemos que se trata de personas sumamente comprometidas con la comunidad, que realizan un arduo trabajo social lleno de amor y que lo realizan para poder servirle un plato de comida a los propios vecinos en la situación critica que se acentúa por la pandemia”.

Por su parte, el coordinador de Desarrollo Local Sustentable, Matías Solá explicó el objetivo de este tipo de acciones en beneficio de los vecinos de Barranqueras, donde se ve reflejado el compromiso y la responsabilidad social con la que cuenta esta gestión.

“El objetivo es que los comedores puedan cosechar el propio alimento generado en nuestra huerta y puedan ser servidos en alguna de las comidas que ellos realizan. También debemos tener en cuenta que hay que valorar lo que es la producción propia de alimentos sanos, que nos posibilita conocer lo que consumimos y al mismo tiempo incentivar a los comedores, de que si les permite el espacio con el que cuentan, puedan llevar adelante ellos mismos la producción de su alimento”.

Compartir