Luis Basterra: “Posibilitar el desarrollo, la tecnología y la accesibilidad para ser competitivos”

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación, Luis Basterra, participó este jueves de la videollamada en el marco de los anuncios para el fortalecimiento de los eslabones de la cadena algodonera. "Hay una oportunidad en el algodón", afirmó y recalcó que "sigue siendo un producto cuya transformación nos habilita hasta el consumidor final en el propio territorio. Por ende, tenemos que agudizar la inteligencia para que el sistema sea eficiente", dijo y apeló a un modelo equitativo y justo.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación, Luis Basterra, participó este jueves de la videollamada en el marco de los anuncios para el fortalecimiento de los eslabones de la cadena algodonera, oportunidad en la que reconoció el trabajo del INTA y “el potencial expresado de manera equitativa e igualitaria”, por parte de quien lo encabeza en Chaco, Diana Piedra.

Rememorando la histórica frase de Juan Domingo Perón, “la única verdad es la realidad”, asimiló que no se está en el mejor escenario para con el sector algodonero. “Ese escenario no siempre es lo favorable que uno quisiera que fuese para el desarrollo del cultivo emblemático de la región y la provincia del Chaco. Analizando los números, hemos visto como se recuperó la superficie pero disminuyeron la cantidad de productores. Es lógico en el modelo de la producción agropecuaria industrialista, donde el incremento de la aplicación de tecnología hace que hoy sean rentables valor dólares no actualizado de hace 30 años atrás”, definió.

Hizo un repaso histórico de políticas de Estado implementadas para sostener a este sector productivo en particular, pero no desconoció que “esta tendencia, realmente se hace muy compleja y uno aspira a encontrar alternativas para frenar esta tendencia”.

“La pandemia en términos de alimentos, ha contribuido a que la gente ingiera productos en sus casas y las produzca. Esto hizo que mucha gente tome dimensión de qué es lo que está comiendo y no compra hecho sino que compra la materia para producirla”, destacó.

Recalcó que la producción con certificación de la agricultura familiar, la forma en que lo hace, algodones de colores por ejemplo, “tiene hoy un valor que no está monetizado pero la pandemia, paradójicamente, nos ofrece la oportunidad de monetizar para que se valore el trabajo de pequeños y medianos productores”. “Seguramente es una alternativa para las familias que quieren permanecer arraigadas al terreno”.

“En un contexto en el que nuestro Presidente nos convocó a luchar contra el hambre es una buena forma de trabajar para consolidar modelos que permitan que se pueda lograr una calidad de vida justa, inclusiva para que quienes están involucrados en ella puedan permitir que sus descendientes, sus hijos, puedan acceder a los máximos niveles de educación”, afirmó.

En cuanto a las altas producciones algodoneras, aseguró que “hay que posibilitar el desarrollo, la tecnología y la accesibilidad para ser competitivos”.

“Hay una oportunidad en el algodón y como base de una cadena de agregación de valor es doblemente interesante. Sigue siendo un producto cuya transformación nos habilita hasta el consumidor final en el propio territorio. Por ende, tenemos que agudizar la inteligencia para que el sistema sea eficiente”, afirmó.

Apuntó a un modelo equitativo que resulte en que “cuando se hable de compra venta, no sea del costo o del dinero sino de la justa relación entre la oferta y la demanda”.

Compartir