Naufragio en Corrientes: hallan a uno de los chicos que desaparecieron el sábado

El cuerpo de una persona de sexo masculino fue hallado este miércoles en aguas del río Paraná y la familia confirmó que se trata de uno de los cuatro chicos desaparecidos el sábado tras el hundimiento de una embarcación en la que navegaba desde la isla Meza frente a la vecina capital.

(Foto gentileza M. O. para Corrientes en el Aire.)

Allegados a la familia confirmaron a ellitoral.com.ar que alrededor de las 16 fue encontrado el cuerpo de Ignacio Agustín Barrientos (22), quien desapareció el sábado junto a dos primos y un amigo al naufragar una embarcación.

Un integrante de la familia Amarilla, pescadores tradicionales de Punta Taitalo, fue quien halló a flote el cuerpo del joven y dio aviso a las autoridades y a las familias.

Ahora, para dar con los demás chicos, los malloneros de la zona solicitaron a modo de colaboración solidaria el aporte de linternas, porque sostienen que las próximas horas son clave para ubicar los cuerpos.

“Si salen a flote, será en estas horas o por la noche y se necesita luz, sino puede ser tarde y van a ir río abajo en dirección a Derqui”, informó a ellitoral.com.ar una allegada a la familia de las víctimas.

La Prefectura Naval Argentina lleva adelante la tarea de búsqueda junto a malloneros, luego de que se produjera el reporte de un hallazgo en el río, en principio sobre la localidad de Manuel Derqui en el departamento Empedrado, pero fue descartado.

El cuerpo identificado en la tarde estaba a flote muy cerca de la bajada al río en e barrio Lomas del Mirador.

Los jóvenes desaparecidos el sábado a la tarde son los hermanos Antonio (26) y Cristian (23) Barrientos, su primo Ignacio Agustín Barrientos (22) y el amigo de los tres, Osvaldo Maciel (20).

Luego de contratar de manera informal un servicio de canoa a cambio del pago de 200 pesos cada uno, retornaban tras una jornada de pesca en la isla Meza, pero debido a los fuertes vientes y la sobrecarga, la precaria embarcación zozobró y los cuatro desaparecieron de la superficie del agua.

No así el canoero, que fue rescatado luego de nadar hasta la isla.

Compartir