Panaderos: “Hacemos las cosas para salvar la mayor cantidad de panaderías y puestos de trabajo”

El presidente del Centro de Industriales Panaderos del Chaco, analizó en CIUDAD TV la situación del sector, refiriendo que se trabaja a un 50% de la etapa previa a la pandemia y que muchas panaderías del centro cerraron debido a la falta de actividad por las zonas valladas. Remarcó que sería difícil enfrentar un aumento de sueldos al personal. También habló sobre los problemas originados por la clandestinidad de algunas panaderías.

En referencia a la situación del sector de las panaderías, Diego Ballesta dijo que “nosotros somos una de las actividades esenciales desde el inicio de la pandemia, donde pegó muy fuerte disminución de las ventas. Luego cuando hubo un poco de apertura y mejoró, pero de todos modos no llegó al nivel de ventas previo a la pandemia. Estamos trabajando a pérdida, porque la rentabilidad sólo aparece cuando trabajamos en plenitud”.

Avanzando con su análisis, consideró que “en mi caso particular, estoy trabajando al 50% de lo que era antes. Y trabajar ese volumen, teniendo la misma dotación de personal y el costo fijo que siempre hay, es de imaginar la situación que se replica en la gran mayoría de las panaderías, no solamente acá en Resistencia, sino en toda la provincia y el país”.

Diego Ballesta en CIUDAD TV

Reflexionó además que en los inicios de la pandemia, cuando se impusieron los cercos perimetrales en las avenidas, “las más perjudicadas fueron las panaderías del centro. Lo demuestra el hecho de que hayan cerrado algunas de ellas. Eso no quita que otras, que no están en el centro, también hayan sido perjudicadas”. Y mencionó que a diferencia de Resistencia, donde las vallas eran de hierro, “en el interior, como en Sáenz Peña, los vallados eran de tierra, y pese a la liberación todavía no han sacado esas montañas y la gente transita con mucha dificultad”.

Admitió que hay un contacto permanente con Cámara de Comercio y Federación Económica, la CAME, y que hay resistencia “a firmar el acuerdo paritario, que es de muy difícil cumplimiento este aumento de sueldo a los empleados de comercio. Del mismo modo sucede en nuestro sector y en otros rubros. En la Argentina se han incrementado los pobres, y nosotros estamos haciendo las cosas de manera de salvar la mayor cantidad de panaderías y de puestos de trabajo”.

Por último, Diego Ballesta mencionó la reunión mantenida con el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, indicando que “uno de los temas que más nos afecta es la clandestinidad. Un problema que es eterno, viejísimo, pero que realmente en este momento, como consecuencia de la situación, recrudece”.

”No es que esa sea toda la problemática nuestra, pero suma y afecta”, concluyó.

Compartir