Desescalada: Capitanich propondrá continuar 3 semanas más sin pasar de fase

El gobernador Jorge Milton Capitanich, concedió este jueves una entrevista exclusiva al Grupo Ciudad, manteniendo diálogo con los periodistas Pedro Cáceres y Bruno Martínez. En la primera parte, analizó la situación de la pandemia en el Chaco, afirmando que “el virus circula”, aunque ahora ''se descentralizó al interior''. Ratificó la necesidad de que tengamos “responsabilidad personal y comunitaria” y lamentó que - pese a la comunicación existente y focalizada - “la gente no ha aprendido”. Ante el crecimiento de casos aconsejará no avanzar en el Plan de Desescalada.

  • ¿Durante meses Chaco estuvo entre las provincias con más casos, luego hubo otra que nos pasaron. Ahora la preocupación, que antes era del Gran Resistencia, pasa al interior de la provincia?

“Hemos observado la evolución en 25 semanas. En las primeras 3 no teníamos la capacidad de hisopado propio, la provisión de reactivos y la red de laboratorios para el procesamiento de las muestras. A partir de la cuarta semana tuvimos los primeros 66 casos con hisopado, y ahora tenemos cerca de 600; por lo tanto, aumentamos, desde el día 0, 600%.

Lo más importante es que tenemos la capacidad de ver la evolución de los casos. Efectivamente, el Área Metropolitana tenía el 97% de los casos y ahora tiene entre el 54 y 58%. En las últimas semanas observamos un crecimiento en Villa Ángela, pero antes lo tuvimos en Tres Isletas, en El Sauzalito y Castelli. Tenemos un sistema de evaluación constante en Presidencia Roque Sáenz Peña, con algunos casos específicos en Cote Lai o General Pinedo.

Lo que queda claro es que el virus circula. Antes estaba concentrado en el Área Metropolitana y ahora hay una descentralización por el interior; prácticamente la mitad de las localidades no han tenido casos, pero sí pueden surgir en otras ciudades. Nosotros estamos muy atentos porque es un virus muy complicado, que no tiene remedio ni vacuna hasta ahora. No reconoce temperatura ni tampoco ciclo, y lo que estamos haciendo es un seguimiento de los temas, por grupo etario y con una metodología de seguimiento de los casos”.

  • ¿Siendo una estabilidad de casos relativamente alta, cómo se hace para evitar nuevos brotes en distintos puntos de la provincia, teniendo en cuenta que casi no hay controles a nivel de circulación, con pocos barbijos y distancia?

“Nosotros otorgamos 226.000 permisos de circulación y hacemos técnica de muestreo, pero tuvimos entre personal de geriátricos, seguridad y salud pública, cerca de 700 contagios; y eso significó un esfuerzo para efectuar el control. Insisto en que hay un problema de responsabilidad personal y comunitaria. Fundamentalmente, el Plan de Desescalada tuvo un eje central, que es la responsabilidad.

Uno puede implementar un programa de restricción a la circulación, pero eso es intolerable durante 7 u 8 meses. Es un tema que hay que regularlo conforme a las actividades. Se hacen controles en cada una de las localidades, pero dentro del municipio es imposible controlar todo. También para las fuerzas de seguridad para cada casa y actividad”.

Los factores de riesgo son, primero el no uso de barbijo; segundo y principalísimo el de la realización de fiestas particulares, algo que no puede suceder pero está ocurriendo. Hay un sistema de control que implementaron los gobiernos municipales y podemos cooperar, pero la verdad que esto tiene que ver con una conducta de responsabilidad individual y comunitaria.

Hicieron auto test 1.216.000 personas, con repetición, que son casi 300.000 personas. Si las consultas suben es motivo de preocupación; segundo, se traducen en positividad. Es cierto que van a seguir habiendo casos. Entonces, intervenimos con el Plan Detectar, el Plan Ayudar y distintos programas operativos y en territorio. Rápidamente identificamos, hisopamos, hacemos los bloqueos locales correspondientes y logramos resolver el problema.

Capitanich con Cáceres y Martínez, en CIUDAD TV.

Hacemos lo posible para morigerar el impacto. Así como en las primeras semanas definimos que los mayores contagios iban para las personas de más de 60 años, después evaluamos por cada localidad cuáles eran los factores de riesgo y trabajamos en eso. Lo que queda claro es que aparte de la responsabilidad comunitaria, nosotros tenemos que actuar con un plan de intervención para que – cuando surjan los casos automáticamente – podamos intervenir.

  • Hay que trabajar mucho la parte comunicación, todo lo que tiene que ver con fortalecer en cada una de las personas los hábitos incorporados. No alcanza con la responsabilidad social, o la responsabilidad individual ciudadana. Plantea un sociólogo que cuando hay mayor cantidad de gente circulando, el común de los habitantes cree que esto ya pasó. El otro problema es cuando quienes están conduciendo este proceso dicen que estamos mejor o en una meseta. El presidente dijo que el Chaco está en una meseta, y es una meseta altísima. Se necesita una fuerte campaña de comunicación para fortalecer el tema de distanciamiento, el tapaboca, la higiene contante.

Nosotros tenemos un Comité de Monitoreo de Indicadores todos los días, a la mañana y a la noche. Y analizamos cada uno de los datos. Es cierto que tenemos casos. Lo que se ha planteado esquemáticamente es la evolución de las curvas, y a veces puede crecer exponencialmente. Lo que se hizo en el Chaco de la semana 17 a la 24, es que podíamos observar promedio de casos estabilizados, pero es importante reconocer que cuando empezó la tendencia declinante en Resistencia; por ejemplo, aumentó en Tres Isletas. Teníamos un problema de compensación, porque había reducción en algunos lados y aumento en otros.

Lo que queda claro y es motivo de preocupación, es qué casos tenemos. Y si no estamos todo el tiempo haciendo monitoreo vamos a tener más casos. Ocurrió en Tres Isletas, puede ocurrir en Villa Ángela y Sáenz Peña. ¿Qué hicimos en los 4 meses?, por ejemplo sacar el tema de los Bancos, ya no hay tantas aglomeraciones y colas.

Es absolutamente cierto respecto a la comunicación que estamos focalizando, mirando bien el tema dónde tenemos que comunicar. Pero hace 5 meses tenemos una comunicación cada día respecto a este tema, a los 2 metros de distanciamiento, al uso de tapaboca o barbijo, a los 15 minutos en un lugar cerrado, etc. Si la gente no ha aprendido en este sentido, es un problema de conducta y responsabilidad social. Ya no es solamente de pasar por un control estatal.

Vamos a monitorear porque si es necesario tomar medidas lo vamos a hacer. Tenemos un Plan de Desescalada con distintas fases y no vamos a avanzar a la siguiente fase si vemos una evolución negativa. Y ahora tenemos un incremento de casos y vamos a ver si la curva puede reducirse en los próximos días”.

  • ¿Este sábado se pasaría a la siguiente fase, que incluye la apertura de teatros y otros lugares, complicados a la hora de posibles contagios?

Nosotros vamos a hacer analizar con el Comité de Monitoreo y Seguimiento y también el Consejo Provincial, y mi propuesta es no avanzar a la fase siguiente. Mantenerlo por lo menos por 3 semanas para ver la evolución. Pero por el momento no evaluamos la posibilidad de que ocurra un retroceso.

Y ahí tenemos un mensaje. Juntos valoramos y juntos decidimos. No vamos a tomar ninguna decisión unilateral, sin la participación del Comité y del Consejo, porque eso implica un principio de cooperación y solidaridad  y de entender la visión de la realidad. Esto va a ser motivo de análisis. El Comité de Expertos es de muy buena calidad. Se debaten en profundidad los temas y se tomarán las decisiones que se consideren pertinentes”.

Compartir