Causa Caballero III: “Estas conductas no pueden repetirse Nunca Más en nuestra historia”

La Jueza Federal de Resistencia, tras elevar a juicio oral a parte de los imputados en la denominada causa Caballero III, dijo en CIUDAD TV que la medida abarca a Casco, Ibarra, Roldán –que falleció este lunes -, Álvarez, Manader, Rodríguez Valiente, Pateta, Bettoli y Marín. Adelantó que el juicio podría ser realizado en forma remota atento la situación de pandemia. Reiteró que se comprobó una cronología de los hechos, lo que da certeza, seguridad jurídica, “y devuelve un poco de consuelo a las víctimas”.

Zunilda Niremperger en CIUDAD TV.

La Dra. Zunilda Niremperger, que elevó a juicio la denominada causa Caballero III, en la cual se juzgará a nueve oficiales y suboficiales del Ejército Argentino, de la Dirección de Investigaciones de la Policía del Chaco, de la Alcaidía Policial y del Servicio Penitenciario Federal por crímenes de Lesa Humanidad, aclaró que “en atención a que ya la parte querellante y el Ministerio Público habían pedido formalmente la elevación a juicio, y habiéndose vencido el plazo que tienen las partes para presentar la defensa, se clausuró parcialmente la instrucción”.

Sosteniendo que, “oportunamente la Fiscalía hizo un requerimiento de instrucción contra distintos imputados y el proceso siguió adelante con relación a algunos. Y a otros, si bien se pudo proceder a llevar algún tipo de medidas investigativas, por allí faltan todavía completar algunas y no están en condiciones de ser elevadas”.

Consideró que, “entonces, la causa se eleva parcialmente en relación a una cantidad de imputados determinada, que son Casco, Ibarra, Roldán – que falleció ayer lunes porque estaba con un problema de salud importante -, Alvarez, Gabino Manader, Rodríguez Valiente, Pateta, Bettoli y José Marín. Todos ellos habían sido requerido por los delitos de privación ilegítima de la libertad, tormento agravado, alguna desaparición forzada de persona; por lo que ha sido elevado el expediente a juicio y así que estamos en la última parte del proceso”.

Ratificó que los delitos fueron cometidos en la ex Brigada de Investigaciones, en la prisión U-7 y en la Alcaidía Policial, aseverando que “esto fue parte de este plan sistemático de represión que hubo en esa etapa tan detestable del Proceso Militar o Plan de Liberación, como se llamó de alguna manera y que, en definitiva, hoy todavía se está juzgando a un sinnúmero de personas que habrían participado. Y aún hoy se está buscando a un número indeterminado de víctimas que no apareció”.

En cuanto a las 33 víctimas de esta causa, dijo que “en este caso, a alguna de las personas imputadas se la juzga por desaparición forzada de personas, en perjuicio de Oviedo, Lauroni y Arce”.

La magistrada explicó luego que, “ahora llega al Tribunal Oral que seguramente fijarán audiencia de juicio, y determinará si el mismo se hace igual en esta etapa de pandemia; porque se puede hacer en forma remota, ya que algunos tribunales están utilizando esta modalidad. Creo que es un momento importante porque se va avanzando en todas aquellas causas que fueron iniciadas, como también parte del compromiso y la finalidad del ‘Nunca Más’. Que no ocurran estos hechos y, de alguna manera, demostrar que el derecho está vigente, para no repetir”.

En lo personal, para la doctora Niremperger llevar adelante estas causas, “es darle a la sociedad, primero, claridad en los hechos de lo que aconteció. Porque las investigaciones nos llevan a dar por sentado una cronología de los mismos. Esto también da certeza, seguridad jurídica y también devuelve a las víctimas un poco de consuelo, que requieren de alguna manera un reconocimiento y un acompañamiento en este duelo”.

”Obviamente, la causa y la condena a los represores no les va a devolver a las personas desaparecidas, pero tal vez va a sanar de las heridas físicas y psíquicas que la actuación de los imputados les pudo haber causado oportunamente”, agregó.

”Pero sí se les dice que el sistema está vigente. El Poder Judicial está trabajando y el Estado reconoce la mala actuación que hubo en determinada época y que no puede participar de un plan sistemático de represión, sino que está para proteger a los ciudadanos. Y además estas conductas no pueden repetirse nunca más en nuestra historia”, concluyó la jueza federal.

Compartir