Femicidio en Vilelas: dictaron prisión preventiva para tres de los detenidos y uno fue liberado

La investigación por el crimen de Liliana Gauna, ocurrido presumiblemente el 11 de julio en Puerto Vilelas, tuvo novedades este viernes con la liberación de uno de los detenidos y la abstención de declarar por parte de los tres restantes, a quienes se les dictó la prisión preventiva.

Liliana Gauna fue asesinada y su cuerpo encontrado en un pastizal, cerca de donde funcionaba la fábrica Molinos, en Puerto Vilelas.

El fiscal, Héctor Valdivia, dispuso liberar a uno de los detenidos por el femicidio de Liliana Gauna, ocurrido presumiblemente el 11 de julio pasado, en Puerto Vilelas. Además, imputó por este crimen a los otros tres acusados, quienes se abstuvieron de declarar. Estos últimos continuarán presos.

Este viernes, la causa por el femicidio de la joven de 18 años, cuyo cuerpo apareció en medio de unos pastizales, en inmediaciones al edificio donde funcionaba la fábrica Molinos Río de la Plata, tuvo importantes avances.

Es que el fiscal Valdivia tomó declaración de imputado a los detenidos Oscar Alberto Romero, apodado “Cachorrito”, de 31 años de edad, a Carlos Gabriel “Mojo” Gómez de 36 y a Rubén Edgardo Romero, alias “Porqui”, de 40 años. Tras leerle la imputación, los testimonios y las pruebas recolectadas, los tres se abstuvieron de declarar. A todos ellos se les dictó la prisión preventiva.

En tanto que a Ramón “Linyera” Benítez, de 36 años, se le concedió la libertad. De todos modos, deberá presentarse ante la dependencia policial más cercana a su domicilio cada 30 días.

Cabe recordar que Liliana Belén Gauna, de 18 años, fue denunciada como desaparecida de su hogar de la localidad de Puerto Vilelas el 11 de julio.

Tras realizar un rastrillaje por varios sectores de la localidad, finalmente el 20 de julio, a las 17, empleados de la Municipalidad de Vilelas encontraron el cuerpo de una mujer. Fue en inmediaciones del edificio donde funcionaba la fábrica de Molinos Río de la Plata. El cadáver estaba en un pastizal, a la vera del río, y en un avanzado estado de descomposición. El cotejo de las huellas dactilares fue clave en esta identificación. Posteriormente, se constató que la joven murió tras ser estrangulada.

Cuatro personas fueron detenidas por el primer fiscal de la causa, Jorge Cáceres Olivera. Eran sujetos que estaban bebiendo en un rancho ubicado en la exavenida Castelli al 6300, en Vilelas, junto a Liliana, la última noche que se la vio con vida.

Una testigo clave aseguró que vio a la víctima acostada en una cama de una pieza de aquel rancho. Dijo que estaba desnuda desde la cintura hacia abajo y parecía muerta. Esa testigo fue amenazada por uno de los imputados quien le dijo que si le decía a alguien lo que le pasó a Liliana, su hermana pequeña sufriría las consecuencias.

Nota relacionada 

“Acordate que vos tenés una hermanita”: la amenaza a la testigo clave del femicidio de Liliana Gauna

Compartir