Subsidio para remises y taxis: “No es una solución, pero sí un alivio para 1146 compañeros”

Desde el gremio de Peones de Taxis, señalan que el servicio se redujo casi en un 90% en contexto de pandemia. Este jueves, empezaron a cobrar un subsidio extraordinario. Reconocen que no es la solución frente al complicado escenario, pero sí un ayuda para la subsistencia.

Servicio de taxis y remises.

El secretario General del sindicato de Peones de Taxis, Gabriel Ughelli, se refirió al subsidio cuyo pago empezó a implementarse este jueves por parte del Gobierno provincial para abarcar a un total de 1146 remises y taxis en el marco de la emergencia sanitaria por la que se mantuvo detenida la actividad durante la cuarentena obligatoria. Recordó que se trata de una ayuda que se concreta a través de una ley provincial, de autoría del diputado justicialista Ncolás Slimel, trabajada conjuntamente con el subsecretario de Transporte, César Frugoni, con el Sindicato de Remiseros.

“No es una solución, pero sí un alivio para los 1146 compañeros percibir esta ayuda para ir paliando la situación complicada que estamos viviendo”.

Indicó que el servicio se redujo casi un 90%. “Y hay que sumar que hasta el día de hoy se sigue trabajando con la modalidad de patentes, pares e impares; que hay gente que no puede salir ni entrar de la provincia”, comentó. Aseguró que taxistas y remiseros “viven el día a día y hoy tenemos 200 propietarios que sacaron sus unidades de servicio; son 200 compañeros que quedaron sin trabajo”.

Al ser un pago único, pedirán al Ejecutivo que pueda repetirse durante algunos meses, “se nos quitó los módulos alimentarios de Gobierno, no los percibimos hace dos meses, y necesitamos una mano con eso. es muy cuesta arriba con una baja del 90% de nuestra fuente de ingreso”.

Compartir