Gatillo fácil: el 26 de agosto se conocerá la sentencia contra policías por la muerte de Jesús Martínez

Lo anticipó la Cámara del Crimen Nº 1 de Resistencia, tras la reanudación del juicio oral contra dos agentes policiales acusados por el asesinato del joven de 18 años en la ciudad de Barranqueras, suspendido por la pandemia. Las querellas de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros y del Comité contra la Tortura pidieron perpetua para el agente que apretó el gatillo.

Reclamo de justicia por Jesús Martínez (Foto: archivo/Gentileza Norte)

El miércoles 26 de agosto se dará a conocer la sentencia en el juicio oral contra el agente Luis Alfredo Sánchez y el sargento Jorge Luis Duré involucrados en el asesinato de Jesús Ramón Martínez, ocurrido en octubre de 2017 en la ciudad de Barranqueras.

En la elevación a juicio de la causa, a Sánchez se lo acusó del delito de “homicidio agravado por ser cometido por un integrante de las fuerzas de seguridad”, por considerar que fue quién hirió de muerte al joven de 18 años al gatillar su arma reglamentaria a pocos centímetros de su cabeza; y a Duré, en tanto, se lo imputó como “partícipe necesario” en el mismo delito.

Ayer, durante la ronda de alegatos, las querellantes Secretaría de Derechos Humanos y Géneros y el Comité de Prevención de la Tortura Chaco pidieron perpetua para Sánchez y una pena de dos años de prisión más inhabilitación especial pero por el delito de “lesiones leves calificadas”.

Tras escuchar los alegatos de todas las partes, el tribunal conformado por los camaristas Ernesto Azcona, Hilda Cáceres de Pascullo y Glenda Vidarte decidieron fijar la fecha de sentencia para el próximo 26 de agosto.

“Reafirmamos el compromiso del Estado provincial, a través de la querella, al debido juzgamiento de los responsables de violencia policial y al acceso a la justicia para las víctimas”, afirmó la subsecretaria de Derechos Humanos del Chaco, Nayla Bosch, tras la ronda de alegatos.

“Este tipo de hechos no hacen más que perjudicar a nuestras instituciones en general y a nuestra fuerza policial en particular”, agregó Bosch.

Por su parte, el abogado de la querella por parte de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros, Kevin Nielsen, explicó que “las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias cometidas por integrantes de las fuerzas de seguridad tienen una fuerte sanción tanto en el derecho interno como en los tratados internacionales de derechos humanos y así lo solicitamos desde la querella”, y añadió que, “este caso es paradigmático en los últimos años”.

“Casi como una ejecución”

El 22 de octubre de 2017 a la 1.30 de la mañana, el sargento Jorge Raúl Duré y el agente Luis Alfredo Sánchez persiguieron a Jesús Martínez por la calle Bolivia de la ciudad de Barranqueras. Duré le disparó con un rifle de balas de goma y tres perdigones impactaron en la espalda del joven. Sánchez lo alcanzó y le disparó en la región occipital de la cabeza con su arma reglamentaria, a una distancia de no más de 15 centímetros. Como consecuencia de ese disparo, Jesús falleció a las pocas horas en el Hospital Perrando.

Desde un primer momento, la Policía del Chaco trató de instalar la versión de un supuesto forcejeo que desembocó en un disparo “accidental” que terminó con la vida del joven; sin embargo, la autopsia determinó que la bala 9 mm ingresó por la nuca de Jesús Martínez y que fue disparada a muy corta distancia lo que echó por tierra el relato policial y lo emparentó más a una ejecución. Y así lo sostuvo el fiscal Daniel Turraca en su auto de elevación a juicio.

En ese sentido, el fiscal de Derechos Humanos -hoy en uso de licencia- señaló que “de la suma de todos los elementos hasta aquí recolectados, podemos apreciar que dicho disparo se habría producido casi como una ejecución, puesto que Jesús Ramón Martínez, no portaba arma de fuego, ni ningún otro elemento con el que haya, al menos intentado, atacar al agente Sánchez o al sargento Duré, o darse alguna otra situación de tal riesgo o peligro, como para que el uniformado, necesitara desenfundar su arma y posteriormente efectuar este disparo, desde tan cerca y de tanta precisión”.

 

 

Compartir