El Gobierno nacional espera un déficit fiscal de 10,5% del PBI

La crisis sanitaria obligó al Tesoro a intentar contener a provincias, empresas y hogares con gasto. Exigirá mayor emisión monetaria y refinanciar intereses de la deuda. Analizan los límites del BCRA para enviar recursos al Tesoro. Según el Gobierno, el déficit primario del 2020 llegará a 7,8% del PBI, si se toma como válida la proyección de un producto de $28,4 billones por parte de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). El rojo fiscal total será de 10,5%.

Banco Central de la República Argentina

En ambos casos se tratará de un récord histórico que, según la serie que se observe, remite al menos hasta 1975. Por los límites de la carta orgánica del BCRA, todavía genera algunas dudas la forma en la que se financiará esa brecha.

Advertisement

Todos los datos surgen del proyecto de ley de Modificación del Presupuesto 2020 que el Ejecutivo le envió al Congreso. El mismo texto prevé un incremento a $1,6 billones de la capacidad de fondos enviables por el BCRA al Tesoro, por el lado de las transferencias de utilidades. De esos $1,6 billones, ya se envió $1 billón durante el primer semestre. En cambio, la suba del rojo que prevé el Gobierno, respecto a los planes inciales, es de $1,2 billones, por lo cual queda un gap para financiar a lo largo del 2020.

¿De qué manera cubrirá el Gobierno ese rojo? El economista jefe de Epyca, Martín Kalos, afirmó: “Evidentemente hay una parte del déficit de este año que no se va a financiar con emisión del BCRA. Hay una parte que va a tener que salir de nuevo financiamiento captado o de desahorro de algún activo que el Estado haya logrado en el pasado, es decir una aplicación financiera de fondos que ya existen”. O sea, implicará desinvertir en el patrimonio oficial en activos financieros.

Para el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, la diferencia tiene que salir de los “adelantos transitorios más la refinanciación de intereses”. Cabe destacar que del déficit fiscal total de $3 billones, $785.000 millones corresponden a obligaciones de pagos de intereses.
En la posibilidad de refinanciarlos se jugará una parte y el resto se ceñirá a la capacidad del BCRA de realizar adelantos transitorios. Para ello, cuenta con el límite de la Carta Orgánica que lo obliga a adelantar no más del 12% de la base monetaria y el 10% de los recursos que el Gobierno haya obtenido en los últimos 12 meses.

Por eso, para la consultora LCG, sumando todo, y teniendo en cuenta tanto los adelantos transitorios (podrían llegar a $150 millones) como las transferencias de utilidades por $1,6 billones, en total al Gobierno le quedan alrededor $600.000 millones de recursos del BCRA para financiarse, hasta fin de año.

Desde LCG afirmaron que no consideran viable una renovación de la Carta Orgánica y estiman que se conseguirá ampliar la capacidad de financiar al Tesoro mediante una modificación en la forma de valuar algunos activos. Es decir, un nuevo maquillaje contable similar al del decreto que valuó a las Letras Instransferibles del Tesoro a valor técnico.

El mensaje oficial en el texto del proyecto afirmó: “El aumento de las erogaciones será financiado con mayores recursos tributarios y no tributarios respecto de los estimados en el presupuesto prorrogado, con un incremento de la remisión de utilidades del Banco Central de la República Argentina y, en menor medida, con fuentes financieras adicionales”.

 

Advertisement
VIAbaenegocios.com
Compartir