Confirman sanción al fiscal Stornelli por evitar indagatoria en Dolores, pero descartó desafuero

Procurador rechazó argumentos de quien fuera procesado en caso D´Alessio por asociación ilícita para hacer espionaje. Aseguró que su "estrategia de defensa" retrasó avance de causa 9 meses y que nunca corrió peligro su rol como investigador en "cuadernos". Debió haber dado "ejemplo" y presentarse.

El procurador general interino Eduardo Casal dispuso el 17 de julio pasado rechazar los argumentos con los que el fiscal Carlos Stornelli había apelado el apercibimiento por no presentarse a indagatoria durante nueve meses en la causa D´Alessio que investiga espionaje ilegal en Dolores. Así ratificó la sanción que le había impuesto al fiscal de la causa “cuadernos” por haber sido “contumaz” a la sucesión de llamados del juez Alejo Ramos Padilla que lo imputó y lo terminó procesando como miembro de la asociación ilícita que encabezaba el falso abogado, por violación de la Ley de Inteligencia y por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Stornelli había cuestionado por “arbitraria” la decisión de Casal de apercibirlo, tras iniciarle un sumario administrativo que de todas formas derivó en la más leve de las sanciones disciplinarias que contempla el reglamento interno de los fiscales.

Stornelli aseguró –en su pedido de reconsideración- que no estuvo asegurado su derecho a defensa en el expediente y que presentaba un “vicio insalvable”, y que había desaparecido el motivo por el que su conducta fue primero analizada por el Comité Evaluador del Ministerio Público. Según la resolución a la que accedió Ámbito, Stornelli justificó sus faltazos a Dolores en base a “una estrategia de defensa” para “salvaguardar su rol investigativo” en la causa “cuadernos”.

Asesoría Jurídica del Ministerio Público analizó la excusa de Stornelli y concluyó que tales argumentos “no justifican su incomparecencia a prestar declaración indagatoria. Sobre esa base cabe concluir, tal como lo hizo instructor, que la actitud asumida por el doctor Stornelli al no comparecer ante los estrados del Juzgado Federal de Dolores, generó un retardo en el avance del trámite de la Causa FMP 88/19, con perjuicio para la buena administración de justicia”. “El Fiscal Stornelli, como cualquier ciudadano, debió cumplir con la manda judicial que lo citó a prestar declaración indagatoria, sin perjuicio de la inmunidad de arresto que le asiste”, disparó el área especializada en materia disciplinaria. También desestimaron que el fiscal no hubiese sido escuchado en su defensa frente al sumario interno, una de las objeciones que había señalado Stornelli en su apelación. “Contrariamente a lo postulado por el sumariado, una genuina protección de los intereses y misiones del organismo hubiere conllevado a predicar con el ejemplo por parte de quien actúa en su nombre”, lo fustigó el área Jurídica sobre los sucesivos plantones para evitar ser indagado en Dolores. Casal hizo propias las palabras, en un documento firmado un día después de que el kirchnerismo en el Congreso anunciara que busca auditar su actuación en el marco de la Comisión Bicameral de Ministerio Público.

“Los argumentos expuestos por el doctor Stornelli no justifican su incomparecencia a prestar declaración indagatoria”, aclaró Casal en la resolución 116/2020 y recordó que el fiscal calificó de “voluntaria” su presentación ante Ramos Padilla solo por el hecho de que no fue conducido por la fuerza pública. “Una citación judicial importa, para la persona a la que se dirige, la obligación de presentarse a declarar y, por tanto, la decisión de hacerlo o no, no queda en manos del citado. La intención privada y esa clase de sentimientos tampoco interesan aquí. Por lo demás, difícil sería conjugar esa última posibilidad con nueve meses de incomparecencia”, afirmó el procurador. De todas formas, Casal consideró cumplida la intervención del Ministerio Público cuando Stornelli se presentó en Dolores y sostuvo que “ya no es necesario siquiera considerar la posibilidad del desafuero del fiscal federal para que cumpla con un mandato judicial”. Por ende, rechazó el pedido de Ramos Padilla, pero reiteró que las excusas que dio el fiscal para no concurrir fueron “dogmáticas” y “carentes de toda razonabilidad”, además de sostener que jamás corrió peligro su rol como investigador de la causa junto a Claudio Bonadio.

Así, Casal ratificó que la actitud de Stornelli quedaba encuadrada en “Ejecutar hechos o incurrir en omisiones que tengan como consecuencia la pérdida de actuaciones o la obstaculización del trámite o del servicio de justicia”, pero lo consideró “falta leve” y ratificó que su sanción sería un “apercibimiento”.

FuenteAmbito
Compartir