El Senado se prepara para debatir la reforma judicial que Fernández anunciaría este jueves

Esta vez será la vencida. La reforma judicial que prometió Alberto Fernández en la asunción de su mandato el 10 de diciembre, que ratificó ante la Asamblea Legislativa en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso el 1° de marzo y que postergó la pandemia, llegará esta semana al Parlamento. La iniciativa ingresará por el Senado, que aprobará esta semana la prórroga de la sesiones remotas, con el aval de Juntos por el Cambio. Lo que despeja el camino para el tratamiento de la reforma del fuero federal.

Sesión virtual en el Congreso.

El Presidente repasa una y otra vez el proyecto que anunciaría este jueves y con el que se propone trazar uno de los principales ejes institucionales de su administración.
La iniciativa ingresará por el Senado, donde arrancará un arduo debate legislativo y el Frente de Todos tiene las manos suficientes para respaldar el proyecto presidencial en el primer tramo de la disputa parlamentaria. La extensión de la vigencia de las sesiones en forma remota , con el apoyo de todos los bloques, despeja el camino para el tratamiento.

Advertisement

Este lunes por la tarde, el Presidente se reunió en Olivos con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para preparar los detalles finales de la presentación del proyecto. En principio, ambos quedaron en que este jueves sería la presentación formal del texto de la Reforma Judicial que llegará al Congreso.

En la entrevista a PáginaI12 del domingo pasado, Fernández confirmó el envío del proyecto al Congreso esta semana y brindó algunos detalles sobre el mismo. La ratificación presidencial y la inminente llegada de la iniciativa al Parlamento desataron expectativas en el oficialismo y cautela en la oposición. En el grueso de los opositores primó la idea de esperar a conocer el texto de la iniciativa que Alberto Fernández elaboró personalmente con su núcleo de funcionarios más íntimo, para luego opinar.

En tanto, distintas fuentes parlamentarias confirmaron a PáginaI12, que el proyecto finalmente ingresará por el Senado. Aunque insisten en que el momento lo definirá el Presidente, en el oficialismo ya se preparan para abordar el trabajo legislativo sobre la reforma judicial del fuero federal.

El miércoles por la tarde habrá una reunión de la bancada del FdT que preside José Mayans, en la previa a la sesión de este jueves, que tendrá en el temario los proyectos que llegan con media sanción de la Cámara baja, como la Campaña Nacional para la Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus de todo el país y la autorización de la receta médica digital y la teleasistencia, motivado por la pandemia. Además del tratamiento de varios DNUs emitidos por el Ejecutivo.

Pero donde también el bloque oficialista comenzará a trabajar en la estrategia parlamentaria para el tratamiento de la reforma judicial. No quieren dejar nada librado al azar en uno de los proyectos que el Presidente propuso como eje de su gestión.

En ese sentido, la vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, también dio otro paso: firmó un decreto por el que extiende la vigencia de las sesiones remotas, que será puesto a consideración del pleno de la Cámara en la sesión de este jueves. Los bloques dieron su apoyo y lo ratificarán en la próxima sesión.

En sus fundamentos, Fernández de Kirchner expone los mismos argumentos que dieron origen al primer acuerdo que puso en vigencia por sesenta días –ya vencidos– el funcionamiento del sistema remoto en la Cámara alta. Entre ellos, la necesidad de mantener el trabajo del Congreso en el marco de la pandemia de la covid-19 y que el Senado “tiene todas las facultades constitucionales para interpretar su propio reglamento, así como para arbitrar los mecanismos necesarios que faciliten y garanticen su funcionamiento”. Además de los argumentos y sugerencias que propusieron todas las bancadas, incluso la de Juntos por el Cambio, para extender la modalidad de funcionamiento.

El acuerdo para la prórroga terminaría con la resistencia de Juntos por el Cambio a no tratar de forma virtual proyectos que no estén vinculados a la pandemia del coronavirus. En un tema que generó numerosos y duros cruces entre oficialismo y oposición en la Cámara alta. A diferencia del protocolo inicial, la prórroga establece que “las sesiones virtuales o remotas tratarán los temas que se definirán en cada caso de acuerdo con lo establecido en el reglamento”.

Esto despeja el panorama para el debate sobre la reforma judicial. Incluso en la Cámara de Diputados, donde desde Juntos por el Cambio habían dejado trascender que no estaban dispuestos a tratar la reforma judicial de manera virtual. Y hasta condicionaron la prórroga por otros treinta días (que se extiende a todo julio) de las sesiones virtuales mixtas al tratamiento de proyectos con dictamen y que tengan “el acuerdo de todos los bloques” parlamentarios. La decisión que adoptaron ahora los senadores del mimso espacio político, los obliga a cambiar de estrategia.

Advertisement
VIApagina12.com.ar
Compartir