Autoeventos: “Es una alternativa de trabajo para el sector de la cultura”

El titular del Concejo de Resistencia, Agustín Romero, dialogó con CIUDAD TV, previo a la implementación del plan de desescalada para aliviar las medidas restrictivas en el marco de la cuarentena obligatoria por covid-19. "Creemos que el autoevento es un punto intermedio entre los virtual y lo físico que puede llegar a funcionar muy bien en esta nueva normalidad", manifestó.

El presidente del Concejo, Agustín Romero se refirió a los autoeventos como modalidad para poner a funcionar la actividad cultural y los espectáculos en Resistencia. Se refirió a una serie de propuestas recibidas, por ejemplo, por Cinemacenter y la productora La Chicharra y comentó que se los está ayudando “con todos los trámites de la gestión, la habilitación y os distintos protocolos que establecen la posibilidad de hacerlo. Tenemos un entusiasmo muy grande porque, sobre todo es una alternativa de trabajo y de ingresos para todo el sector de la cultura, de la música. Creemos que el autoevento es un punto intermedio entre los virtual y lo físico que puede llegar a funcionar muy bien en esta nueva normalidad”, explicó.

Advertisement

Habló de una ordenanza “pionera” en el país. “Desde distintos puntos del país se comunicaron con nosotros, nos pidieron un montón de información y estamos orgulloso de poder realizarlo y cuidar a uno de los sectores que más golpeado ha sido por esta cuarentena como es la cultura, el sector de los eventos”.

Asimismo, destacó que el INCAA haya puesto a disposición de las productoras la grilla del cine nacional para que pueda retransmitirse. “El 80% del costo cuando una productora retransmite tiene que ver con el valor de la película, lo que tenés que pagar para pasarla. Yo del INCAA es un aporte muy valioso”, expresó.

 

Tres etapas para la “desaceleración”

Romero, se refirió a tres etapas de “desaceleración”; una primera instancia que permitirá, si la curva de contagios se mantiene, pasar a una segunda con menos restricciones. “Esto también depende de un compromiso colectivo para avanzar hacia una tercera etapa. La idea es cambiar el paradigma de ´no se puede hacer´por protocolos de ´cómo hacer´”. Para el funcionario, es importante poder “cambiar la prohibición por una instrucción, un protocolo”.

 

 

Advertisement
Compartir