Plan de desescalada de la cuarentena en el Chaco: “Es un GPS hacia la normalidad”, dijo Capitanich

El gobernador, Jorge Capitanich, anuncia este sábado el plan de desconfinamiento en la provincia. "Esto es una salida progresiva de lo que se denomina el aislamiento preventivo, social y obligatorio", señaló. El mismo comenzará a aplicarse a partir del 25 de julio.

El gobernador, Jorge Capitanich, anunció este sábado el plan de desescalada de la cuarentena en el Chaco, que incluirá la habilitación paulatina de actividades y comercios no esenciales. También anunció que se eliminará el toque de alarma sanitario y los vallados ubicados en el centro de Resistencia. Pidió responsabilidad a los ciudadanos para garantizar el éxito de esta medida.

Advertisement

Capitanich hizo el anuncio en el Parque de la Democracia. Estuvo acompañado por los intendentes de Resistencia, Gustavo Martínez; de Barranqueras, Magda Ayala; de Fontana, Patricia Rodas; de Presidencia de la Plaza, Diego Bernachea; de Machagai, Juan García; de Vilelas, Víctor Rea y de Sáenz Peña, Bruno Cipolini.

Tras recordar a las víctimas del atentado a la AMIA, ocurrido hace 26 años, adelantó que el plan de desescalada comenzará el 25 de julio, en tres fases, las cuales durarán aproximadamente 45 días hacia lo que será la “nueva normalidad” en el Chaco. “El desconfinamiento implica una responsabilidad compartida entre toda la ciudadanía y se realizará de manera gradual, progresiva, sistemática y prudente”, dijo.

“Este plan es una salida progresiva de lo que se denomina el aislamiento preventivo, social y obligatorio. Lo que incorporamos es un GPS hacia la normalidad, una hoja de ruta que nos servirá como guía para salir de esta situación”, señaló el gobernador.

“Lo que queremos es recuperar el control de la economía y de la vida, que se ha detenido por este virus que ha impactado de manera dramática en cada uno de nuestros hogares. Nos consterna tener fallecidos en la provincia. Nos causa profundo dolor. Pero nos comprometió aún más para salvar vidas. Tenemos que hacer un gran esfuerzo para fortalecer aún más el sistema sanitario para seguir salvando vidas”, añadió.

Toque de alarma y vallados

Capitanich anticipó también que se dará de baja el toque de alarma sanitaria, que sonaba a partir de las 21 y prohibía la circulación en la vía pública hasta las 6 de la mañana. Aclaró sin embargo que se buscará disuadir a las personas para que no circulen durante ese período. “Solamente tenemos que circular en esas horas por una estricta necesidad”, remarcó.

Además, anticipó que se comenzarán a quitar los vallados y barreras ubicadas en el centro de Resistencia y señaló que se buscará hacer un control inteligente, mediante el sistema de turno y de autorizaciones para circular, que ya venía aplicándose. También adelantó que a partir del 1 de agosto volverán a circular los colectivos urbanos e interurbanos.

Datos

Capitanich destacó que se hizo una evaluación de las últimas 18 semanas, los cuales arrojaron indicadores muy positivos: se mejoró la tasa de duplicación, que al inicio de la pandemia era de tres días para la duplicación de casos, “hoy tenemos 40 días”. “Eso es un dato objetivo, a partir del cual la restricción impuesta en la semana 14 dio resultados”, dijo el mandatario provincial.

También afirmó que “la tasa de contagio promedio de 24% en la primera semana pasó a 1,7%” y el indicador R0, que mide la tasa de reproducción del virus, pasó de 1,86% a un promedio de 0,89 en la última semana.

Aseguró además que el ministerio de Salud creció en la capacidad de testeos vía PCR. “Tres de cada cuatro chaqueños se han recuperado y eso es un mérito de los trabajadores de salud”, afirmó.

“Ese esfuerzo debe ser reconocido y será reconocido. En el transcurso de la semana estaremos reuniéndonos con actores del sistema para generar más beneficios al sector”, anticipó.

También indicó que se duplicó la incorporación de respiradores y comunicó que el promedio de ocupación de camas con pacientes COVID-19 positivo fue cercana al 20%, lo que muestra que el sistema no está colapsado y puede responder a la demanda.

Dijo que el pasaje de fases se realizará mediante un sistema de semaforización (con fases que corresponden a los colores rojo, amarillo y verde). Cada municipio deberá mantener o bajar la curva de contagios para pasar a la siguiente fase. “El éxito de esta nueva etapa depende de objetivos cumplibles”, sostuvo.

Intendentes

El intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, remarcó por su parte que “no ha finalizado la cuarentena ni el aislamiento”. “No desaprovechemos todo este esfuerzo”, sostuvo y dejó en claro que “vamos a volver a la normalidad si todos somos responsables”.

Por su parte, Bruno Cipolini, intendente de Sáenz Peña, señaló que se “comienza una etapa donde la responsabilidad de los vecinos será significativa”. “Todos debemos estar a la altura de las circunstancias”, dijo el jefe comunal y avisó que “todavía estamos lejos de la línea de llegada”

“Esta etapa tiene como protagonistas a cada uno de nosotros”, afirmó por su parte Magda Ayala, Intendente de Barranqueras.  “Debemos ser responsables”, pidió la jefa comunal.

Su par de Fontana, Patricia Rodas, destacó que su municipio “ha trabajado con mucho compromiso y responsabilidad”. “Hemos logrado aplanar la curva de contagios”, informó. Además, aclaró que si bien hubo un crecimiento de contagios confirmados en los últimos días, fue gracias al rastreo realizado por el plan Detectar.

Victor Rea, intendente de Puerto Vilelas, agradeció por su parte “a las fuerzas de seguridad y al personal de salud”. “No tenemos que relajarnos porque en esto se van vidas”, pidió.

Diego Bernachea, de Presidencia de la Plaza, pidió “responsabilidad” a cada ciudadano, mientras Juan Manuel García, de Machagai, reconoció “el esfuerzo valió la pena”.

Nota relacionada

Punto por punto: así será el plan de desescalada hacia “la nueva normalidad” en el Chaco

Advertisement
Compartir