Mientras se reconstruye Sala 88, directivos planifican el regreso ”para enero”

Hugo Blotta, director de la Sala Teatral gravemente afectada por un incendio en febrero, anunció en CIUDAD TV que ya empezaron los trabajos en el lugar, y el próximo lunes comienzan a levantar nuevas paredes. Adelantó que, ''el regreso será con todas las normas de bioseguridad''. En tanto, una vez por semana llegan a su audiencia con su libro de humor virtual, porque “hay que reinventarse”.

Hugo Blotta en CIUDAD TV.

“Gracias a la solidaridad de la gente y la respuesta bastante rápida de los estamentos gubernamentales, logramos que los planetas acoplen y el último lunes arrancó la reconstrucción de Sala 88. Primero se hizo una inspección que tiene que ver con el estado de la infraestructura, su solvencia, luego el estado eléctrico, la demolición de las partes que había que demoler, y ahora empiezan a levantarse nuevas paredes a partir del próximo 20”, fue el anuncio formulado por Blotta.

Para el director de la Sala Teatral “la destrucción del lugar, en porcentaje, sería de un 75%, pero la evaluación económica es de casi 20 millones de pesos de pérdida, entre el equipamiento netamente teatral y la infraestructura”.

Consideró que “esto es como una pelea de boxeo, al borde del nock out técnico. El incendio fue el 3 de febrero y la cuarentena comenzó el 16 de marzo, lo que evitó que comience la temporada teatral, y la colonia de vacaciones que comenzaba en febrero, o las clases que empezaban en los primeros días de abril. Y eso genera un lucro cesante importante en la gente que trabaja en el teatro, más la acumulación de una deuda con el Estado, donde siguen llegando las boletas de Sameep, Secheep, Impuesto Inmobiliario y demás, situaciones que vamos tratando de cubrir como se pueda”.

Fue entonces que anunció que “hoy el documento que circulaba sobre la nueva normalidad habla de fines de septiembre, pero personalmente no tengo ese apuro, y estamos planificando el regreso para el mes de enero, prolijamente, con todas las medidas de seguridad, donde sepamos qué pasa de verdad con la pandemia. Los teatros fuimos los primeros en cerrar y seremos los últimos en abrir, más la circunstancia particular del incendio, que estamos en obra de construcción y con maquinarias. No tenemos apuro”.

Concluyó señalando Hugo Blotta que “una de las dificultades que plantea la pandemia es la cantidad de obreros que pueden trabajar. Hay dos empresas, una eléctrica y otra de construcciones civiles, que ponen poco personal justamente por ese tipo de restricciones que implica la pandemia. Nos obliga, mientras tanto, a ir reinventándonos para que la gente no se olvide de nosotros. Por eso tenemos nuestro libro de humor virtual, que una vez por semana compartimos con la base de datos de nuestros clientes, que alguna vez aportaron con su presencia y tenemos sus datos”.

Compartir