Sáenz Peña: “La quiebra de La Unión se soluciona pagando, salvo que el Estado la rescate como Vicentín”

La contundente definición pertenece a Víctor González, secretario General del Sindicato de Trabajadores Aceiteros y Desmotadores de Algodón (STADYCA) en la Provincia del Chaco. "Son más de 40 familias que dejarán de percibir sus sueldos provocando un impacto socioeconómico negativo bastante importante. Esa masa de dinero no circulará más en Sáenz Peña'', sentenció.

Cooperativa 'La Unión',

”Nuestro sindicato STADYCA nunca estuvo ausente en ninguna de las gestiones de recuperación, no solamente de La Unión, sino también de otras cooperativas en los diferentes gobiernos provinciales y nacionales. Ahora, con la Cooperativa La Unión llegamos a este estado terminal, sin retorno y lamentable”, disparó.

Advertisement

González remarcó que – en estos momentos – se están haciendo gestiones “con el ministro Chapo, a través de la subsecretaría de Trabajo, para encontrar algún camino, y también hay conversaciones con diputados provinciales para salvaguardar las fuentes laborales consistente en más de 40 empleos permanentes. Los empleados temporarios eran 28 pero quedaron solamente 8 en espera de alguna solución para reincorporarlos, el resto hicieron acuerdos individuales y otros se dieron por despedidos. Todos ellos trabajaban en la desmotadora que está paralizada desde el año 2014”, detalló.

Casi toda la Cooperativa, “está desactivada y paralizada”

El sindicalista explicó a Periodismo365 que, por el momento, “lo único que funciona es la fábrica de chacinados, el mercadito y el matadero que está ubicado en Colonia Bajo Hondo. Lo demás está totalmente desactivado, paralizado. Es muy triste verla terminar así, totalmente fundida, a una cooperativa que llegó a tener en sus buenas épocas más de 400 trabajadores entre la casa central de Sáenz Peña y las sucursales de La Matanza, La Tigra, La Clotilde y Napenay”.

”Desde STADYCA se trabajó para hacer un plan de pago con la AFIP, lograr reducciones a través de un fideicomiso con Fiduciaria del Norte en el gobierno provincial anterior, pero había que respaldar ese plan con bienes inmuebles. La Unión podía entrar igual en ese plan porque, aunque tenía un inmueble que estaba embargado, se podía llegar a un arreglo con los abogados”, recordó.

Compradores privados o decisión del Estado

Con respecto a la actual situación de La Unión, Víctor González advirtió que “en el sindicato estamos observando que en la quiebra pueden aparecer compradores privados para toda la Cooperativa, pero tampoco descartamos que haya una decisión política del gobierno en la misma línea de las políticas aplicadas con Vicentin”.

”De todos modos, cualquiera fuera, ya sea el Estado nacional o provincial, o un privado que tenga la intención de comprar todo en la quiebra, el sindicato hará valer los derechos de los trabajadores y sus familias; para que no queden sin cobrar y también buscar la continuidad laboral de los rubros en los que ellos se especializan”.

“Esto se soluciona muy fácil: pagando”

El representante gremial de STADYCA en el Chaco aclaró, además, que “como en toda quiebra hay acreedores, pero esto se soluciona muy fácil: pagando. Salvo que el poder político interceda en una decisión seria y concreta para el salvataje de la Cooperativa”.

“Incluso nosotros como gremio estamos en la lista de acreedores”, agregó. González indicó que hasta marzo algunos trabajadores cobraron la ayuda estatal nacional de los REPRO, pero luego eso también se cortó. “Nosotros continuamos con las gestiones en forma silenciosa, pero trabajamos fuertemente por la continuidad de La Unión y las demás Cooperativas del interior provincial”, definió.

Proyectos frenados por la deuda millonaria

En ese contexto el sindicato embargó un inmueble de La Unión para salvaguardar los aportes de los trabajadores y sus familias. ”Presentamos un proyecto de transferencia para poder recuperar esos aportes a cambio de ese inmueble para esparcimiento turístico”, reveló el gremialista.

Víctor González informó que “todos los proyectos productivos gestionados por el gremio STADYCA y los directivos de la Cooperativa, lamentablemente fueron frenados por la millonaria deuda que La Unión tiene con la AFIP. Compromisos que vienen de arrastre, de la década del ’90, consistentes en aportes previsionales de los empleados y varios impuestos comprendidos en la ex DGI y actual AFIP”.

“UCAL nunca estuvo para defender a sus asociados”

Para cerrar la entrevista, el sindicalista fustigó duramente a la Unión de Cooperativas Agrícolas Limitadas. “Se notó la ausencia de UCAL como entidad de segundo grado. En casi todas las gestiones en las que importaban las cooperativas, no estuvieron presentes para defender a sus asociados. ¿Qué actuación tuvo UCAL con lo que está pasando con La Unión, con la ex cooperativa El Progreso y otras del interior que ya se fundieron?, se preguntó finalmente.

Advertisement
VIAperiodismo365.com
Compartir