El Comité de Prevención de la Tortura expresó preocupación “por su independencia política”

Las y los miembros del Comité de Prevención de la Tortura del Chaco (CPT) ven con preocupación el proceso que se está desarrollando sobre la propuesta de Reforma de la Ley del Mecanismo Provincial planteada por el Poder Ejecutivo. "Es necesario dejar establecido el deber de consulta por parte de los Poderes del Estado hacia este organismo" sostuvieron.

Comité de Prevención de la Tortura con la ministra de Seguridad. (Foto de archivo)

Compartimos el comunicado del CPT:

Advertisement

Cabe recordar que el 28 de abril del corriente el Comité presentó un Hábeas Corpus Colectivo y Preventivo en favor de la población del Chaco, debido a las irregularidades de prácticas policiales y detenciones masivas en el marco del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Asimismo, siendo de público conocimiento, el CPT intervino en forma inmediata ante los hechos de Violencia Institucional ejercidos por funcionarios policiales el día 31 de mayo en un domicilio del Barrio “Bandera Argentina” de la localidad de Fontana. En el marco de las competencias asignadas por el Art. 18 de la Ley Provincial N° 1798-B, el Comité se constituyó como querellante en la causa.

El Comité de Prevención de la Tortura deja en claro que la finalidad de interponer estas Acciones Procesales no ha sido cercenar las vías de diálogo con el Poder Ejecutivo, ni con los demás Órganos del Estado.

Las tareas de prevención que se llevaron a cabo se realizaron dentro de los estándares estrictamente legales y respetando los Principios de Proporcionalidad y Razonabilidad, teniendo en cuenta que las Recomendaciones de este Comité no son más que acciones en pos de resguardar y promover los Derechos Humanos de todos y todas.

La pandemia de Covid-19, que afecta a las estructuras del Estado en su totalidad, es el marco en el cual se está llevando adelante la propuesta del mencionado Proyecto y se debe señalar que se advierten algunas prácticas que desvirtúan el tratamiento de la cuestión, que si bien son propias de la cultura política, son incompatibles con la necesaria independencia que debe tener el Comité Provincial de Prevención de la Tortura.

La información inexacta hacia la ciudadanía constituye una falta grave de quienes ejercen la representación del Pueblo e implica una subestimación y descrédito hacia las decisiones de los Miembros del Comité.

La Provincia del Chaco tiene una larga cultura en la defensa institucional de los Derechos Humanos, y situaciones como las que aquí se presentan conllevan un riesgo de retroceso en políticas públicas que constituyen conquistas irrenunciables.

Advertisement
Compartir